Nuestro objetivo es revolucionar la restauración a nivel mundial». Así de claro lo tenía Marcos Alves desde el principio. Este joven emprendedor es el cofundador de El Tenedor, la start up que actualmente dirige dentro del entramado del grupo Lafourchette.

Su objetivo, más allá de las palabras, no era fácil. Había que rehacer la línea de pensamiento que seguía el común de los mortales a la hora de conseguir hueco en un restaurante. Lo de llamar y pedir «mesa para dos» se había quedado atrás, pero ahora había que conseguir que así lo vieran los usuarios. Y, aún más difícil, los restaurantes.

«Uno de los principales obstáculos ha sido la mentalidad tradicional del sector de la restauración», asegura Marcos a El Independiente. «Había que cambiar también las costumbres de los usuarios», explica. Pero lo consiguieron, o al menos así lo atestigua la red de más de 7.000 restaurantes que ya utilizan sus servicios en España. El sistema es sencillo: el local se registra, se anuncia en el portal de El Tenedor y los usuarios se sirven del sistema para conseguir mesa e, incluso, suculentos descuentos. Fácil.

Quizás el momento definitorio para El Tenedor fue la compra por parte del gigante Tripadvisor, que se completó en mayo de 2014. La firma estadounidense, que capitaliza 7.000 millones de dólares, más de 6.600 millones de euros, incluyó a Marcos y a sus muchachos en su extensa red mundial, aunque no cambió una coma de lo que venían haciendo desde sus inicios. ¿Cómo lo consiguieron? Estas son las claves del éxito de El Tenedor:

  • «En el mundo del emprendimiento existe una gran preocupación por conseguir financiación externa desde el principio, pero no es siempre necesario. En nuestro caso lo hicimos con fondos de los cuatro socios fundadores. Más adelante sí vimos la necesidad de atraer capital externo. Para ello fue clave nuestra transparencia, un modelo de negocio validado y rentable y un business plan bien estructurado. Primero recurrimos a Business Angels, y luego en cuatro rondas de financiación a lo largo de seis años conseguimos 13 millones de euros. Para seguir creciendo necesitábamos más recursos, que llegaron con la compra de Tripadvisor. Eran tantas las sinergias que no tardamos en llegar a un acuerdo».
  • «Una de las claves del éxito de El Tenedor es el gran equipo que hay detrás. Somos una empresa joven y en constante evolución, por lo que se crean oportunidades laborales muy a menudo. Apostamos por la formación y el desarrollo de nuestros empleados y fomentamos su progresión en la empresa. Ahí es esencial el buen ambiente, nos gusta decir que somos una pequeña gran familia. También primamos mucho la actitud, incluso por encima de la aptitud. Las ganas de implicarse en el proyecto o de aprender las tenemos muy en cuenta. Actualmente contamos con más de 250 empleados en España, el 80% con contrato indefinido».
  • «Escuchar al mercado y saber adaptarnos a los cambios ha sido fundamental. Nuestra estrategia de márketing siempre ha estado centrada en el cliente, tanto el usuario como el restaurante. Conocerles y adaptar nuestra oferta a ellos es esencial. También le damos mucha importancia al espíritu innovador, lo que hoy vale mañana puede no servir. No hemos dudado en pensar nuevas ideas para nuestros proyectos y hacer cosas offline a pesar de ser una empresa digital nativa. Por supuesto, cuidamos a diario nuestra marca, es nuestra tarjeta de presentación. Definir los valores de la marca y ser coherentes en todas nuestras comunicaciones es vital para no confundir a nuestros usuarios».
  • «Desde nuestro nacimiento tuvimos un objetivo claro: revolucionar el mundo de la restauración. Uno de los principales obstáculos ha sido la mentalidad tradicional del sector de la restauración y la necesidad de cambiar las costumbres de los usuarios. Muchos restaurantes rechazaban el proyecto porque era online y no se fiaban. Poco a poco hemos ido cambiando esa mentalidad y ganándonos la confianza de nuestros clientes. El consumidor esta habituado a reservar un hotel o un billete de avión a través de internet, pero le costaba hacerlo con un restaurante. Al final hemos conseguido que le vean la utilidad al servicio».
  • «Las redes sociales son un canal de comunicación muy importante, una vía directa con la comunidad y sus clientes. Hay que aprovecharla. El consumidor es ahora mismo más social que nunca: consulta las opiniones de otros usuarios antes de comprar un producto. Si tu público está en las redes sociales, tu empresa también debe estarlo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estar en redes sociales no es poner un tuit una vez al mes. La marca debe estar activa, viva. Antes de lanzarse hay que tener en cuenta los recursos con los que se cuentan y dónde están dentro de nuestras prioridades. Nosotros hemos construido una comunidad con contenidos interesantes, actuales y de calidad. Interactuamos con los seguidores y cuidamos la atención al cliente a través del canal».
  • «Nuestra estrategia comercial siempre se ha basado en un trato personalizado y cercano. De esta manera hemos conseguido explicar a los restaurantes nuestra propuesta de valor. Una de las más importantes es que los locales que están con nosotros consiguen aumentar el número de comensales. Les ayudamos a llegar a nuevos clientes y a fidelizar a sus clientes. Esta estrategia ha evolucionado con el paso del tiempo. En los primeros años era prioritario conseguir restaurantes en grandes capitales para que nos diesen credibilidad en el mercado, pero ahora lo importante es ofrecer calidad y variedad a nivel nacional. Contamos con más de 7.000 restaurantes en España y les ayudamos a crecer cada año».
  • «No hemos dejado de crecer. Estamos en 12 países con más de 36.000 restaurantes en todo el grupo y chefs de la talla de Jordi Cruz o Martín Berasategui confían en nosotros. En estos años hemos logrado una comunidad de más de seis millones de opiniones y nuestras apps tienen más de 5,7 millones de descargas. El balance es más que positivo. Desde 2014 formamos parte de TripAdvisor y eso nos ha ayudado mucho en nuestro crecimiento y expansión. Su soporte y experiencia han sido clave en estos años. Hemos pasado de estar en tres países a 12 en menos de dos años, y eso supone un gran cambio. Evidentemente en el proceso de expansión, sobre todo a la hora de decidir el mercado a abordar, hay que tener en cuenta muchos factores como el idioma, las costumbres, la competencia… Ahora mismo nuestra prioridad a corto plazo es afianzar y fortalecer nuestra posición en los mercados en los que ya estamos».

Con presencia en más de 7.000 restaurantes, lo más probable es que todos nosotros hayamos estado en uno de los locales de su extensa red. Innovar en un mundo tan rígido y tradicional como el de la restauración siempre es llamativo. Cuando una empresa líder en el sector, y valorada en 6.500 millones de euros, te compra y decide que lo mejor es no tocar una coma, es que todos los ingredientes de la receta funcionan.