El equipo económico de Ciudadanos y los ministerios de Hacienda y Empleo negocian ya los detalles del complemento salarial garantizado para hogares con bajos salarios que la formación naranja ha enarbolado como una de sus propuestas estrella. Sin embargo, la organización capitaneada por Albert Rivera asume ya que su definición no será tan ambiciosa como había planeado. Por el momento, solo beneficiará a jóvenes menores de 30 años.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, comparecía este lunes ante la Comisión de Empleo del Congreso de los Diputados. En su intervención ha indicado que, en cumplimiento del documento de 150 medidas pactado con Ciudadanos, se planteaba abrir una negociación con la patronal sobre la racionalización de los horarios de trabajo para, por ejemplo, que los españoles puedan echar el cierre en sus puestos a las 18.00 horas.

Empleo prevé poner en marcha, dentro de los Presupuestos para 2017, un “proyecto piloto»

Pero si esta cuestión aún no han empezado a andar, sí lo ha hecho otra, el complemento salarial garantizado, al que también se ha referido. Según ha dicho, a la espera de lo que se negocie con el resto de las fuerzas políticas, Empleo prevé poner en marcha, dentro de los Presupuestos para 2017, un “proyecto piloto» para jóvenes menores de 30 años con el objetivo de ver si dicho complemento ayuda a la inserción y permanencia en el mercado de trabajo.

Ciudadanos ideó originalmente un complemento salarial garantizado para rentas bajas en general, pero su acotación a los jóvenes no responde solo a una cuestión práctica, sino también económica.

El por qué del recorte

Blandiendo el pacto de agosto, la formación naranja exigió al Ejecutivo que reservase 5.000 millones del Presupuesto de 2017 para un paquete de medidas sociales.

Finalmente, un acuerdo suscrito hace dos semanas entre Ciudadanos y el Gobierno dejó esta aspiración en 3.850 millones de euros a repartir entre casi todas las medidas demandadas. A cambio, facilidades en la tramitación del Presupuesto de 2017.

La minoración en la cuantía del acuerdo respondía a que el Gobierno también está cerrando pactos económicos con otros grupos parlamentarios para asegurarse el apoyo a los Presupuestos. Sin ir más lejos, antes había acordado con el PSOE elevar el objetivo de déficit de las comunidades autónomas para 2017 del 0,5% del PIB al 0,6%, un margen que ahora tendrá que asumir el Estado.

El Presupuesto previsto en agosto para poner en marcha el complemento salarial en 2017 era de 1.300 millones de euros. Fuentes de Ciudadanos confían ahora en cerrar el diseño de la medida con una dotación económica menor, aunque “significativa”. Como Empleo, señalan que, al menos de momento, es previsible que sus primeros beneficiarios sean los jóvenes.

¿Cómo será el diseño?

Las mismas fuentes explican también que este complemento será progresivo en función de las rentas, pero no del beneficiario, sino del hogar, para evitar fraudes, por ejemplo, que en una familia con un sueldo significativo cobre además esta ayuda.

Las mismas fuentes explican también que este complemento será progresivo en función de las rentas, pero no del beneficiario, sino del hogar

Así, para aquella familias que ganen más, hasta una determinada cifra, el complemento será mayor, bajo la lógica de que cuanto más se trabaje mayor será el complemento. Pero habrá un tope de ingresos a partir del cual la cuantía de la ayuda será la misma hasta otro umbral, desde el que empezará a decrecer.

A modo de ejemplo, ya que aún quedan cosas por perfilar, Ciudadanos establece una primera horquilla de ingresos anuales de cero a 6.000 euros. Si el beneficiario ganara 3.000 euros podría optar a un complemento de 1.000 euros, pero si ganara 5.000 euros, éste podría llegar a los 1.500 euros. Así hasta los 2.000 euros.

Desde los 6.000 euros de ingresos hasta los 12.000 euros, el complemento no variaría, pero por encima de ese umbral, el complemento se reduciría progresivamente hasta desaparecer.

¿A través del IRPF o como una prestación?

A la hora de articular el complemento salarial surgen los problemas. Fuentes de Empleo ha asegurado a El Independiente que el concepto del diseño de Ciudadanos es correcto. Sin embargo, si se realizara a través del Servicio Público de Empleo (SEPE) tendría que tomar forma de prestación y eso plantearía una serie de “restricciones operativas”.

La otra opción, por la que apuestan en Ciudadanos, es por establecer esta ayuda como una reducción en el pago del IRPF en el momento de la declaración de la renta familiar, a modo de “impuesto negativo”, lo que pone la pelota en el tejado de Hacienda.

Al respecto, desde la filas de Albert Rivera creen que su titular, Cristóbal Montoro, tiene presiones desde el PSOE para no articular el complemento salarial por el lado de los impuestos. Por ello, creen que otra opción puede acabar siendo financiarlo a través con cargo a fondos europeos, incluso haciendo uso de las partidas destinadas a la financiación del programa de Garantía Juvenil.