El consumo en la cesta de la compra de Navidad ha aumentado un 4,5% respeto al año anterior, alcanzando los 1.700 millones de euros. Los españoles tiramos de turrón, alcohol y gambas este año; incrementando el consumo en estos productos que suponen el 40% de las ventas en alimentación para las celebraciones navideñas, según un informe de Nielsen sobre la Campaña de Navidad.

Los mejor parados son los productos típicos que ocupan el 12% del total de la cesta navideña, las bebidas alcohólicas de alta graduación y los vinos, con un 22.2%, sin contar con los espumosos. Mientras, los últimos en nuestra lista de la compra son los ahumados (pese a su incremento del 8% este año), los crustáceos y los helados. Entre los tres no ocupan ni el 7% del total de las ventas durante estas fechas.

Si tenemos en cuenta el crecimiento respecto al año pasado, las gambas se llevan la palma. Este crustáceo se sitúa por encima de los langostinos en este informe, incrementando su peso en un 13,4%, lo que le sitúa en el 3,1% del peso total de la cesta frente al 2,7% de los langostinos, que caen algo más del 1%.

Pese a este incremento, el producto de alimentación primaria más consumido en estas fechas es el pescado congelado común. Con un crecimiento del 5,8%, alcanza el 10% del peso de la cesta, muy por encima de la tradicional merluza que sólo alcanza el 3,9% del total.

La Navidad empieza en noviembre

Aunque el mes donde más alimentos «navideños» se adquieren es diciembre, la compra de estos productos típicos empieza la primera semana de noviembre. Mientras que el 10% de las uvas que se venden durante estos dos meses salen de los supermercados del 1 al 7 de noviembre, productos como las angulas venden casi la mitad de su total en la semana que coincide con la Nochebuena.

Por su parte, los productos típicos navideños se mantienen estables en diciembre, consiguiendo las dos primeras semanas en torno a un 12 y las dos últimas alrededor del 18%. «Mucho se habla de la anticipación de las compras de alimentos y bebidas para disfrutar en Navidad, y lo cierto es que un 30% de las ventas tienen lugar en noviembre, pero el grueso (el 70% restante) se produce en el meollo de las fiestas», aseguran desde Nielsen.

Distintas tendencias, mismos supermercados

Aunque no compramos los mismos productos en las fechas navideñas que durante el resto del año, el 60% de los españoles tiende a acudir al mismo supermercado para hacer la compra de Nochebuena, según una encuesta realizada por IMOP y Berbés Asociados.

«Más de la mitad es fiel a su establecimiento habitual, un 33% afirma que cambia de lugar para realizar estas compras según sus intereses y un 5% modifica sus rutinas en estas fechas solo en algunas ocasiones», explican en un comunicado. El porcentaje varia al analizar franjas de edad y si hablamos de grandes y pequeños establecimientos.

Las personas comprendidas entre los 35 y los 44 años recurren en un 71% a supermercados para realizar estas compras, mientras que los más jóvenes (entre 14 y 24) son los que más consumen en grandes superficies.