JP Morgan ha comunicado a sus empleados la salida de Emilio Saracho tras 25 años en la entidad. Saracho, que ejercía hasta hace unos días como vicepresidente de JP Morgan Chase & Co, será nombrado presidente de Banco Popular en febrero en sustitución de Ángel Ron.

El comunicado llega casi un mes después de que Popular remitiese un hecho relevante a la CNMV, el 1 de diciembre, informando de la celebración de un consejo extraordinario para aprobar el proceso de relevo. El 21 de diciembre, comunicó al regulador que propondrá al ejecutivo español como primer espada del grupo, en la junta que celebrará en febrero de 2017.

En un misiva suscrita por el presidente y el vicepresidente de JP Morgan, Jamie Dimon y Daniel Pinto, la entidad agradece a Saracho su «excelente capacidad» en la relación con los clientes. «Sus décadas de experiencia y sólidas relaciones con los clientes nos han ayudado a establecer y fortalecer nuestra franquicia EMEA en todas las líneas de negocio», valoran los directivos, según recoge Europa Press.

El directivo se embolsará en torno a 90 millones de dólares (86 millones de euros) con su salida de JPMorgan, según publicó El Independiente. La cifra incluye todos los complementos, bonus pagados en diferido y su pensión -que representa el grueso del importe-, según ha podido saber El Independiente de fuentes de toda solvencia.

Saracho ha acordado con la entidad española una remuneración como futuro presidente del grupo que ronda los ocho millones de euros.

Trayectoria

El que será el nuevo presidente de Popular comenzó su trayectoria profesional en 1980 en el Chase Manhattan Bank, donde se encargó de actividades en sectores como gas y petróleo, telecomunicaciones y ‘capital goods’.

Saracho se incorporó a JP Morgan en 1998 como presidente para España y Portugal, siendo responsable del negocio en la Península Ibérica y miembro del European Management Committee.

Desde principios de 2006 hasta el 1 de enero de 2008, fue chief executive officer de JP Morgan Private Bank para Europa, Oriente Medio y África, con base en Londres, una tarea que compaginaba con sus labores en el Operating Committee y en el European Management Committee, manteniendo su cargo como presidente de JP Morgan para España y Portugal.

Fue responsable de las actividades de Investment Banking de JP Morgan para Europa, Oriente Medio y África, es miembro del comité ejecutivo del Investment Bank y miembro del executive committee de JPMorgan Chase. De diciembre de 2012 a abril de 2015 fue deputy CEO para EMEA y actualmente es vicepresidente de JP Morgan Chase & Co.

«Queremos dar las gracias a Saracho por su profundo liderazgo, su relación con los clientes, camaradería y sentido del humor. Le deseamos lo mejor en la próxima etapa de su carrera», expresan los directivos de JP Morgan.