Uber, Cabify y demás Vehículos de Arrendamiento por Conductor (conocidos como VTC) podrán circular por el interior de la M-30 tras un auto judicial emitido esta mañana, según ha podido saber este medio. Les afectaba la restricción decretada por el Ayuntamiento de Madrid tras aplicar el escenario tres, una prohibición que no perjudicaba a taxis pero sí a estas populares plataformas de alquiler de vehículos.

La decisión del juez, de la que ha tenido conocimiento este medio, llega tras un recurso presentado la noche del miércoles 28 de diciembre por la patronal del sector VTC, Unauto (Unión Nacional de Autoturismos), que llevó un contencioso-administrativo contra la decisión del ayuntamiento de Manuela Carmena.

El Independiente ha tenido acceso a este recurso, que asegura que la prohibición a las empresas VTC es «contraria al derecho». Se trata del segundo recurso presentado en menos de un mes por Unauto contra las medidas que afectan a la flota de estas compañías: con motivo de los cortes al tráfico en la Gran Vía, Uber, Cabify y otras firmas del ramo lograron anular dicha prohibición tras un auto judicial que les dio la razón.

Recurso presentado por Unauto contra la prohibición de circular a empresas como Uber.

Recurso presentado por Unauto contra la prohibición de circular a empresas como Uber.

Con la resolución judicial favorable, el roce entre Unauto y el Consistorio es considerable: las VTC hace tiempo que acusan al área de Movilidad de Cibeles, dirigido por Inés Sabanés, de no escucharles ni reunirse con ellos, a pesar de contar con más de 2.000 vehículos y 4.000 conductores.