En casa del herrero, cuchillo de palo. El Ministerio de Empleo, que desde hace unos meses viene apostando por mejorar las condiciones laborales de los trabajadores interinos para evitar, por ejemplo, que abandonen su puesto sin ningún tipo de indemnización, tiene en plantilla a unos 2.000 funcionarios en esta situación, más de la mitad de todos los que figuran entre los diferentes ministerios del Gobierno.

El departamento que dirige Fátima Báñez es el segundo con mayor plantilla de los 13 que engrosan el Ejecutivo, pero su tasa de interinidad es del 4,1%, sólo superada por el Ministerio de Educación.

De acuerdo con la actualización del Boletín Estadístico del personal al servicio de las Administraciones que elabora el Ministerio de Hacienda, el pasado mes de julio había 3.757 funcionarios interinos en las plantillas de los departamentos del Gobierno. El informe entiende por estos trabajadores al personal que, por razones «expresamente justificadas de necesidad y urgencia», es nombrado para el desempeño de funciones propias de personal funcionario de carrera.

De ellos, más de la mitad, hasta 2.035, trabajaban en el Ministerio de Empleo, que da trabajo a 47.352 personas. En volumen de interinos, le sigue únicamente el Ministerio de Educación, donde la docencia no universitaria acumula una gran bolsa de estos trabajadores.

Empleo admite que su plantilla de interinos es elevada

Según han explicado fuentes del Ministerio de Empleo, “el elevado número se justifica por la dispersión de oficinas de prestaciones en el territorio nacional (más de 700), que hacen inevitable contar con efectivos suficientes en todo momento para la realización de sus funciones”.

«Los funcionarios interinos en el ámbito del Ministerio se concentran básicamente en el Servicio de Empleo Estatal (Sepe), organismo que ha precisado contar con este tipo de personal, bien para la cobertura  de puestos vacantes que permitiera atender las necesidades del servicio para sustituirles posteriormente por funcionarios de carrera, bien para la realización de programas temporales que el organismo ha venido diseñando desde 2009», añaden.

Los funcionarios interinos en el Ministerio se concentran básicamente en el Sepe

Además, parte de la plantilla interina responde también a la necesidad de sustituir a funcionarios de carrera que se encuentran en situación de incapacidad temporal o de reforzar el personal ante la acumulación de tareas en períodos concretos del año, como vacaciones.

Estas explicaciones concuerdan con el detalle de los datos que ofrece Hacienda: de los 2.035 interinos de Empleo, sólo 186 se encuentran en la plantilla de la Seguridad Social, mientras que los 1.849 restante aparecen entre el resto de personal.

Por otro lado, el número de interinos empleados en los ministerios se incrementó un 8,3% durante el primer semestre del año, una cifra que asciende al 8,8% en el caso concreto de Empleo.

Este porcentaje está lejos del repunte experimentado en el Ministerio de Hacienda, donde la plantilla de funcionarios interinos ha pasado de los 146 a los 186 en seis meses, aunque sobre una plantilla total de 48.699 empleados, superior a la de Empleo.

En términos absolutos, de los 288 nuevos interinos que entraron a trabajar en los ministerios hasta junio, casi el 60%, hasta 166, entraron a trabajar en el departamento que dirige Fátima Báñez.

Empleo trabaja para reducir el número de interinos

Por otro lado, las fuentes de Empleo consultadas recalcan que los nombramientos de los funcionarios interinos se realizan previa autorización del Ministerio de Hacienda y Función Pública.

Aseguran también que se están llevando a cabo «actuaciones dirigidas a reducir el número de funcionarios interinos de manera que se pueda recurrir a esta figura únicamente para atender necesidades coyunturales, dotando al Sepe de una plantilla estable que responda a la estructura necesaria para la prestación de un servicio de calidad».

Estas actuaciones son básicamente las convocatorias de concursos para la cobertura de puestos con funcionarios de carrera que se publican periódicamente en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y la incorporación de funcionarios de nuevo ingreso mediante la oferta de empleo público.

Los expertos no se ponen de acuerdo

Por otro lado, fue precisamente el Ministerio de Empleo el que encomendó a un grupo de expertos que concretara el alcance de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la UE de septiembre del pasado año, en la que abría la puerta a establecer una indemnización para los trabajadores interinos igual a la que reciben los trabajadores indefinidos en caso de despido objetivo, de 20 días por año.

Este grupo tenía que haber cerrado un documento de consenso antes de acabar el año, pero no ha sido posible. Fuentes cercanas al comité de sabios han indicado que este martes tendrá lugar la última de las reuniones previstas y que de ella saldrá previsiblemente un informe que reflejará las diferentes posturas planteadas, pero no recomendaciones.

Las diferencias han surgido fundamentalmente de la postura mantenida entre los expertos propuestos por el Gobierno y los de los sindicatos.