Llevar una alimentación sana está de moda. Ya sea por gusto personal, o por postureo social, cada vez son más las personas que se embarcan en una dieta Detox, que dejan de lado el gluten o que apartan de su alimentación los productos que, por una cosa u otra, deben ir disociados.

¿Por qué no trasladar esas ansias de sentirnos mejor a los más pequeños de la casa? Siempre con unos límites, claro. Javier Quintana, Rocío de la Iglesia y Alberto Jiménez, los fundadores de SmileEat, han dado forma a esta idea.

Esta start up española comercializa productos 100% ecológicos para niños, y es un éxito. Eso dicen, al menos, sus números. En apenas dos años ya se pueden encontrar sus productos en más de 1.500 puntos de venta de toda España y se han lanzado a la expansión internacional.

Los principios, como siempre, no fueron fáciles, pero en 2016 aumentaron sus ingresos casi un 500%, y sólo en enero de 2017 ya han facturado una cuarta parte de todo lo que consiguieron el año pasado. Estas son las claves del éxito de SmileEat:

  • «Estuvimos más de un año desarrollando el producto. Invertimos un total de 30.000 euros que nos sirvieron para poner en marcha seis referencias, todas las pruebas y certificaciones pertinentes, el diseño del packaging y la web. Incluso nos llegó para hacer las primeras fabricaciones. Esa inversión inicial la explotamos al máximo y comenzamos a facturar. Conseguimos entrar como clientes de El Corte Inglés sin financiación externa. Durante estos dos años de actividad hemos levantado dos rondas de financiación y hemos conseguido ayuda de ENISA. En total, han sido alrededor de 500.000 euros».
  • «Actualmente, estamos en un periodo de mucho crecimiento tanto nacional como internacional. Hemos apostado por hacer hincapié en formar un gran equipo, comprometido con la empresa. Hacemos dos tipos de contrataciones: indefinidas y en prácticas. En este segundo caso, la mayoría de las personas pasan a tener un contrato fijo al acabar ese periodo inicial. El objetivo es que se formen con nosotros y que sus responsabilidades vayan aumentando y evolucionando dentro de la empresa. Tenemos un porcentaje muy bajo de rotación y actualmente el equipo lo componemos 11 personas».
  • «A nivel de márketing nuestro gran aliado han sido las redes sociales. También el boca a boca ha sido muy importante, por las características de nuestro producto. Por supuesto, hemos intentado que toda la imagen fuera diferente y única, algo muy importante a la hora de la compra. También tenemos nuestra campaña Bebé a Bordo, que consiste en unas chapas que las embarazadas llevan en su ropa para que les cedan el asiento en el transporte público».
  • «El sector en el que estamos es tradicional en muchos casos. Por ello, nosotros hemos apostado 100% por el márketing online, ya que había poca competencia. Hablamos de SEO, publicidad online, analizamos las conversiones… Estamos invirtiendo en automatizar muchos procesos, de cara a que nuestro equipo se dedique a labores de valor añadido».
  • «Pensamos que las redes sociales han sido, y son, una de las claves de nuestro éxito. Nos apoyamos desde el minuto uno en ellas. Pensamos que ha sido todo un acierto, ya que lo que más valoran nuestros clientes es la naturalidad y la transparencia con la que comunicamos lo que somos».
  • «En tan solo dos años hemos conseguido que SmileEat esté presente en más de 1.500 puntos de venta. Entre ellos, están tiendas ecológicas, farmacias, o grandes superficies como Carrefour, Alcampo, El Corte Inglés, Grupo Dia… Además, en 2017 hemos empezado a vender en Portugal y Francia, y próximamente lo haremos en Italia y Polonia. Nuestro objetivo a nivel de ventas es consolidarnos en España y comenzar con fuerza la internacionalización».
  • «En nuestro segundo año, 2016, hemos conseguido alcanzar el break-even. Ha supuesto un crecimiento de casi el 500% respecto a 2015. Y el año actual ha comenzado muy fuerte, ya que sólo en enero hemos conseguido facturar una cuarta parte del total de 2016. Además, durante este verano vamos a lanzar nuevos productos que esperamos que tengan muy buena acogida. En cuanto a la expansión internacional, esperamos seguir cogiendo fuerza en Portugal y Francia y entrar en los mercados de Italia y Polonia».

Ya sea al otro lado de los pirineos, o en tierras españolas, los productos de Smile Eat ya están en muchos hogares. Los productos 100% ecológicos están de moda, y estos emprendedores españoles han sabido auparse a la ola que les ha llevado al éxito. Habrá que probarlos.