Pocas horas después de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia multara con 65 millones a Renfe (y otros 10,5 millones a Deutsche Bahn) por repartirse el mercado del transporte de mercancías, el operador ha convocado a los medios en una insólita rueda de prensa en su sede de Chamartín para cargar contra la decisión del regulador. “Es una multa desproporcionada, injusta, innecesaria e ineficaz”, ha criticado el presidente, Juan Alfaro.

“Se trata de la mayor multa individual de la historia de Competencia por hechos que se remontan al 2008 y que ya habían sido prácticamente corregidos tras sucesivas conversaciones mantenidas con el regulador”, ha continuado Alfaro enfatizando en lo de “multa individual” al haber carteles o grupos de empresas que han sido multados por la CNMC por una cuantía mayor.

Alfaro ha dicho que la cuenta de resultados de 2016 se resentirá por la multa. “Las conductas contrarias a la competencia que se nos imputan hablan de dos cosas. Primero, el pacto entre Renfe y Transfesa [controlada por la germana DB] y el abuso de posición dominante al imponer condiciones discriminatorias”, ha expuesto el presidente de Renfe. “Pero son prácticas todas ellas corregidas”, ha seguido Alfaro, citando como ejemplos “la licitación de carpas de alquiler” o el “traspaso de locomotoras de la división de Mercancías a la de Alquiler”.

La liberalización del transporte ferroviario de mercancías arrancó en 2005 pero el sector ha renqueado desde entonces, perdiendo incluso toneladas transportadas en tren en los últimos diez años. “Renfe no es un obstáculo a la liberalización. Por el contrario, vamos a llevar a cabo un plan hasta 2019 que pasa por la reducción de activos de la empresa”, ha asegurado Alfaro, quien también ha hablado de una reducción de la plantilla de 400 personas en los próximos dos años “a través de un plan de bajas negociado con los sindicatos”.

Sobre la multa, Alfaro, el único de la compañía en tomar la palabra durante 40 minutos de comparecencia, ha dicho que Renfe recurrirá ante la Audiencia Nacional. “Estamos aún en un periodo de reflexión y necesitamos estudiar atentamente las más de 200 páginas del informe de la CNMC”.