Los mercados hace tiempo que han tomado partido en las elecciones francesas. Y el candidato centrista Emmanuel Macron es su opción favorita. «Si Macron gana las elecciones de Francia creemos que las acciones francesas lo harán mejor en el segundo trimestre, frente a otros mercados de renta variable europeos», comentaba esta misma semana Peter Garny, jefe de estrategia en renta variable de Saxo Bank.

Y la reacción de los mercados este mismo jueves parece dar pábulo a su expectativa. Una nueva encuesta, elaborada por Harris Interactive, daba a Macron una sólida ventaja frente al resto de sus competidores por convertirse en el próximo inquilino del Palacio del Elíseo. El candidato centrista contaría con un 25% de intención de voto en la primera vuelta de los comicios, tres puntos por encima de la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, y seis puntos por encima del conservador François Fillon y del candidato de extrema izquierda Jean Luc Melenchon.

El Cac 40 galo subió este jueves un 1,48% en su mejor sesión desde el pasado 1 de marzo

Con estas noticias, el índice francés Cac 40 registró un alza del 1,48%, su mejor desempeño desde el pasado 1 de marzo, liderado por compañías como BNP Paribas, Peugeot o Airbus, que registraron ganancias entre el 4 y el 3,3%. El buen tono del mercado francés le situó muy por delante del resto de grandes plazas europeas, que registraron leves ganancias de apenas el 0,1%.

También fue significativo el movimiento de la deuda gala. La rentabilidad del bono francés a 10 años recortó dos puntos básicos y se situó en el 0,87%, el nivel más bajo en tres meses. La prima de riesgo frente a Alemania se redujo de este modo hasta los 63 puntos básicos, doce puntos menos que hace tan sólo dos semanas.

La imagen de Macron como posible presidente de la República de Francia recibió este jueves otro espaldarazo, tras recibir la llamada del expresidente estadounidense Barack Obama, quien se interesó en la campaña electoral francesa y conversó con Macron sobre el futuro de Europa, según explicó el equipo del candidato galo mediante un comunicado.

Los mercados se han mostrado en los últimos meses especialmente inquietos por la posibilidad de que Le Pen, que ha liderado las encuestas durante gran parte de la campaña, saliera victoriosa en los comicios.

Sus posturas antieuropeas y su voluntad de someter a referéndum la salida de Francia de la eurozona han generado elevadas incertidumbres. No obstante, las escasas posibilidades de que la candidata de extrema derecha saliera victoriosa en una segunda ronda ha puesto cierto límite a los temores.

La rentabilidad del bono galo a 10 años alcanza su mejor nivel en tres meses, en el 0,86%

Sin embargo, el auge en las encuestas, en las últimas semanas, de Melenchon ha encendido de nuevo las alarmas, ya que el candidato de extrema izquierda también defiende ciertas posturas bastante críticas con el actual statu quo europeo.

La posibilidad de que sea Melenchon el que se enfrente a Le Pen en una segunda vuelta también es vista con notable inquietud por los inversores. En opinión de Patrick O’Donnell, gestor en Aberdeen Asset Management, «a los mercados no les gustaría que esto ocurriera. Si ocurre, podemos esperar una venta masiva de bonos del gobierno francés, una caída del euro y otra ronda de preguntas sobre la estabilidad en Europa».

Ahora, las últimas encuestas parecen alejar esta posibilidad. No obstante, como sugieren en Barclays, es pronto para lanzar las campanas al vuelo, ya que «dado el alto nivel de votantes indecisos, la fragmentación de votos y una inusualmente alta volatilidad de opiniones, el resultado sigue siendo muy incierto».