La cervecera Mahou San Miguel dedicó casi 60 millones de euros en bares y restaurantes en 2016. Esto es, un 31% más que el año anterior. Una apuesta por la hostelería que ha logrado situar a la mayor cervecera de España como líder en la hostelería por primera vez el pasado año.

«Nuestra apuesta por la hostelería se ha basado tanto en la renovación de grifos para una mejora de la imagen como en acciones de aumento del tráfico y mejora de la experiencia del cliente», ha dicho el director general de la compañía, Alberto Rodríguez-Toquero, durante la presentación de resultados de 2016.

La apuesta por los bares y restaurantes, el impulso de las cervezas no tradicionales y, especialmente, de las artesanales han sido las principales apuestas de un año en el que la compañía ha batido un récord de facturación, de 1.220,5 millones de euros, un 3’7% más que el año anterior. El resultado de explotación, sin embargo, ha sido un 6’5% menor que en 2015, algo que la compañía achaca a cambios contables: «Si no se hubiera producido ese cambio en la política contable el beneficio hubiera ido en línea con el del ebitda, que ha aumentado un 2%», ha asegurado Rodríguez-Toquero.

La compañía ha producido en 2016 11,5 millones de hectólitros de cerveza, un 1,6% más que el año anterior. El negocio internacional creció también en 2016 hasta suponer el 15% del total de la compañía.

Apuesta por la innovación y foco en las cervezas artesanales

Otra de las apuestas de la compañía ha sido la innovación, en la que la compañía invirtió en 2016 17,1 millones de euros: «El 35% de nuestro crecimiento orgánico en 2016 lo ha generado la innovación y para 2017 nuestro objetivo es que alcance el 50%», una apuesta que, según ha explicado el director general de la cervecera, se tradujo en un lanzamiento cada mes y medio en 2016, una tendencia creciente: Mahou Maestra, Alhambra Reserva roja, Mahou sin gluten, Mahou limón,  Mixta revolution, Mahou 0’0 isotónica y Mahou Barrica.

La última, una cerveza envejecida en barrica, ha sido la primera de este tipo en España. «Se lanzó en diciembre de 2016, la original y la 12 meses. Son partidas cortas, jugamos con una oferta limitada de un bien escaso», ha incidido Rodríguez Toquero, «el mundo cervecero tiene 2 fuerzas que tiran en sentidos contrarios, hay grandes pero hay fragmentación y ambos movimientos son compatibles, los consumidores esperan algo de los grandes y algo de los pequeños. Y nosotros también tenemos cosas que decir y que aprender en el mundo de los pequeños”.

Ese «mundo de los pequeños» es el de las cervezas artesanales o craft beers que ha crecido de forma muy importante en los últimos años. Un mundo en el que Mahou San Miguel está presente a través de cervezas como All Day IPA (EEUU), Nómada Brewing, La Salve o Papaya Rye (la única cerveza española entre las 100 mejores de Rate Beer, un prestigioso ranking internacional). Una de las líneas de crecimiento de la cervecera es la compra de nuevas cerveceras, un mercado en el que miran, «fundamentalmente», cervezas artesanas, según ha explicado el directivo.

Entre los proyectos de este año, se encuentra continuar con la innovación a través de nuevos productos entre los que se encuentran tres lanzamientos el próximo mayo: Mahou Barrica envejecida en Bourbon, Mahou 0’0 Tostada y las aguas de sabores Solá de Cabras endulzadas con stevia.