UGT y CCOO dan por sobrepasado el plazo de negociación del acuerdo marco sobre salarios para 2017 con la patronal CEOE-Cepyme y le exigen que se siente a negociar en la Comisión de Seguimiento del Acuerdo de Negociación Colectiva, que no se ha reunido desde el pasado 16 de noviembre.

El mismo día que la CEOE celebra su Junta Directiva, ambos sindicatos han elaborado un comunicado conjunto en el que se reafirman en su propuesta de incrementos salariales entre el 1,8% y el 3% para este año y también en la necesidad de recoger cláusulas de garantía salarial para garantizar que los trabajadores no pierden poder de compra si el IPC se desvía por encima de los incrementos pactados.

Con todo, indican que «el incremento salarial, como las cláusulas de revisión, deberán ajustarse a la situación económica de las empresas».

No obstante, fuentes sindicales afirman que cabe flexibilidad en estos extremos en favor de un acuerdo. Según indican, se trataría de centrar el acuerdo en materias salariales y desbrozar todas aquellas cuestiones que puedan constituir un pretexto para los empresarios para no firmar un acuerdo.

Y los empresarios no quieren oír hablar de esta cuestión porque, a sus ojos, es un obstáculo para recuperar márgenes en ciertos momentos del ciclo y mantener la moderación salarial a la que achacan parte de la recuperación económica.

Así, la crisis ha llevado a que la presencia de estas cláusulas haya pasado del 70% de los convenios a algo más del 20% en unos años en que, según los sindicatos, las empresas han tenido más poder negociador en la negociación colectiva, ante la presión de un paro desbocado.

Cómo están las cosas

Mientras, la CEOE ha reformulado su propuesta inicial, que planteaba incluso la posibilidad de congelar salarios, y en su última oferta plasma una horquilla de subidas entre el 1% y el 2%, con medio punto adicional de subida en función del absentismo o la productividad.

Según ambas partes, esto no debería suponer problemas a la hora de pactar. Fuentes de UGT creen que llegará una citación de los empresarios para sentarse de nuevo a negociar de forma «inminente» y que estos podrían ceder hasta establecer un suelo salarial de el 1,2% o el 1,3%, en línea con los acuerdos salariales que se están cerrando de media en la negociación colectiva –tomando nuevos convenios y revisiones de convenios plurianuales–. De establecerse dicho suelo es de suponer que las subidas salariales no se desviarán demasiado e incluso superarán en ocasiones el IPC.

Las cesiones de la CEOE

En sus últimas declaraciones públicas, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha recalcado la disposición de la patronal para la «flexibilidad» con tal de cerrar un acuerdo con los sindicatos. En este punto, los sindicatos cuentan con que se plantee la posibilidad de desistir de la inclusión de las cláusulas de revisión salarial y que, como contrapartida, los empresarios correspondan con la retirada de su petición para que las mutuas de accidentes de trabajo tengan mayor poder de gestión sobre las altas y las bajas de los trabajadores.

Esta es una ansiada pretensión de la patronal y, en términos generales, se encamina a tener mayor control del absentismo laboral. Y eso es algo por lo que los sindicatos no quieren que ocurra.

Los sindicatos están cómodos con los salarios pactados

Por otro lado, los sindicatos no esconden que las subidas salariales que se pacten para este año «tienen más repercusión a nivel macroeconómico que después en la negociación real». Dicho de otro modo, saben que son una mera orientación para los negociadores y que su utilidad se centra más en enviar un mensaje de contención o no de los salarios, porque la realidad se impone después a pie de convenio.

Otras fuentes consultadas admiten también que no pasaría nada si este año no se firmara un nuevo acuerdo de negociación colectiva porque «todo se está negociando con arreglo a la propuesta sindical», como muestran las subidas salariales pactadas en sectores como el de los grandes almacenes, donde se ha cerrado un 2,5%. Aunque lo cierto es que hasta abril, el salario medio pactado en los convenios firmados en 2017 es del 1,6%.