Cambios en la cúpula de Ford. El fabricante estadounidense de automóviles prescinde de su presidente y consejero delegado, Mark Fields. El sustituto es un hombre de la casa, James Hackett, actual responsable de la división Smart Mobility de la compañía, volcada en el desarrollo del coche autónomo.

El grupo ha confirmado el relevo al frente de la corporación, que habían adelantado esta varios medios. Fields venía siendo cuestionado por el consejo de administración del grupo y por los accionistas por los valores mínimos que experimentan las acciones desde hace un año.

‘Forbes’ y ‘The New York Times’ han desvelado hoy que la firma del óvalo tenía previsto despedir a Fields por los mínimos que están experimentando las acciones de la empresa desde hace un año y que su intención era reemplazarlo por Hackett, que dirige la división que está trabajando en la conducción autónoma.

Los títulos de la corporación acumulan una caída del 40% desde que Fields, de 56 años, se hiciera cargo de la compañía hace tres años, un período en el que se ha enfrentado a una reducción de las ventas en Estados Unidos y a un aumento de la competencia con General Motors.

Además del nombramiento de Hackett como nuevo consejero delegado, Ford ha promovido otros cambios en la dirección. Jim Farley será presidente de Mercados Globales; Joe Hinrichs, presidente de Operaciones Globales y Marcy Klevorn, presidente de Movilidad.

Hackett, de 62 años, «tiene un largo historial de innovación y éxito empresarial como consejero delegado de Steelcase (el mayor productor de mobiliario de oficia del mundo), director de atletismo de la Universidad de Michigan y presidente ejecutivo de Ford Smart Mobility», explicó Ford en un comunicado.

Ford señaló que Hackett y Bill Ford, presidente del consejo de administración de la empresa, «se concentrarán en tres prioridades: ajustar la ejecución operacional, modernizar el negocio actual de Ford y transformar la compañía para cumplir los desafíos del mañana».

Fields anunció en enero de 2016 la transformación de Ford en una empresa de «movilidad» y automóviles para ampliar el ámbito de la compañía a vehículos autónomos y servicios de transporte urbano como Uber. Pero la estrategia establecida por Fields no ha convencido a los inversores. Bill Ford declaró que la empresa se desplaza ahora «desde una posición de fortaleza para transformar Ford para el futuro».

«Jim Hackett es el consejero delegado adecuado para liderar Ford durante este periodo transformador para el sector del automóvil y el más amplio espacio de movilidad. Es un verdadero visionario que trae un liderazgo único, centrado en las personas, a nuestra cultura, productos y servicios que abrirá el potencial de nuestra plantilla y negocio», añadió Bill Ford. Por su parte, Hackett señaló que estaba «entusiasmado» de trabajar con Bill Ford y el resto de la empresa.