La estabilidad es la nota predominante en los primeros minutos de la sesión de este martes. A pesar de la agitación generada por la nueva acometida del terrorismo en el seno de Europa, las principales bolsas de la región han abierto sin grandes movimientos.

De hecho, entre los índices más destacados de la región se imponían los avances, incluido en Reino Unido, donde el índice Ftse 100 registraba repuntes en el entorno del 0,1%. El Cac 40 galo y el Dax alemán también firmaban ligeros avances, mientras el Ibex 35 retrocedía alrededor de un 0,15%. Incluso, sectores especialmente sensibles a este tipo de atentados, como los de aerolíneas y hoteleras se mostraban estables en los primeros minutos de negociación. IAG cedía un 0,3%, mientras Melia cotizaba casi sin cambios.

Como explican los expertos de Link Securities, «este tipo de acciones deleznables han pasado a formar parte del denominado nuevo normal, al menos mientras no tengan un impacto directo en la economía».

El mercado de divisas tampoco registraba grandes fluctuaciones en los primeros compases de la jornada. La libra británica experimentaba un retroceso del 0,15% frente al dólar y del 0,25% en su cruce contra el euro, situándose en niveles de 1,15 euros por libra.

En los mercados de deuda, la búsqueda de algo de seguridad se traducía en descensos casi generalizados de las rentabilidades, aunque ligeros. El interés del bono español a 10 años caía un punto básico, a 1,6%, mientras los títulos germanos retrocedían otro punto, hasta 0,38%.