Un clásico del parqué español prepara su retorno. Las acciones de Pescanova volverán a negociarse este miércoles en la bolsa española después de más de cuatro años de suspensión, según ha comunicado este lunes la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La compañía de productos alimenticios volverá de este modo al parqué, tras atravesar un complejo proceso de reestructuración, con concurso de acreedores incluido, después de que en 2013 se desvelase un agujero de unos 1.000 millones de euros en su balance que se había ocultado mediante artificios contables.

«Aunque el precio de cotización de las acciones puede estar sometido a una elevada volatilidad al haber estado suspendidas de negociación durante más de cuatro años y dadas las circunstancias en las que se encuentra la sociedad, no resulta oportuno prolongar adicionalmente la suspensión», ha señalado la CNMV.

La Pescanova que prepara su reincorporación a la bolsa ha protagonizado una profunda reestructuración, con una profunda renovación de sus órganos de dirección y de su base de accionistas.

La compañía cerró su último precio en bolsa el 12 de marzo de 2013, después de haberse desplomado más de un 66% en sólo siete sesiones. Por entonces, el valor bursátil del grupo alimenticio alcanzaba los 170 millones de euros. Ahora, se calcula que su valoración podría situarse incluso por debajo del millón de euros. La reciente venta de las acciones en posesión de Damm al grupo Broadbill se cerró por 0,03 euros, lo que arroja una valoración de apenas 862.000 euros.