A la hora de conseguir ingresos a través de dispositivos móviles, nadie está a la altura de Facebook. La compañía creada y dirigida por Mark Zuckerberg ha vuelto a batir las previsiones de Wall Street con sus resultados del segundo trimestre del ejercicio 2017, gracias sobre todo a la fortaleza de su negocio de anuncios en tablets y smartphones.

Con más de 2.000 millones de usuarios activos mensuales en todo el mundo, el potencial de Facebook no tiene límites. Sus ingresos en el segundo periodo del año en curso se han disparado un 50% respecto al mismo periodo del 2016, alcanzado los 9.320 millones de dólares, casi 8.000 millones de euros, y superando así los 9.000 millones de dólares, más de 7.500 millones de euros, que habían estimado los analistas.

Dentro de este total, los anuncios en dispositivos móviles han llevado a las arcas de la sede de la red social en Menlo Park hasta 8.000 millones de dólares, casi 7.000 millones de euros, suponiendo ya el 87% de los ingresos totales del imperio creado por Zuckerberg. Ese porcentaje ha aumentado desde el 84% registrado en el periodo anterior de este mismo año.

Facebook presentó sus cuentas al cierre de la sesión en Wall Street, pero sus acciones se dispararon hasta un 4% en el periodo de negociación after hours. De esta manera, los títulos de la red social se cambiaban ya por 173 dólares, un repunte del 40% en lo que llevamos de 2017.

Las acciones de la compañía están en máximos históricos, pues nunca habían superado los 166 dólares desde que debutara en el parqué el 18 de mayo del año 2012. Así, Facebook ya capitaliza casi 480.000 millones de dólares, casi 410.000 millones de euros, y es una de las mayores cotizadas del mundo.

A ese fuerte crecimiento también ha contribuido de una manera determinante Instagram, otra fuente de ingresos muy importante. Facebook no especifica los ingresos que provienen de la red social de imágenes, pero esta ya ha superado los 700 millones de usuarios activos mensuales.

Más margen

Pese a estar en sus niveles más altos, los analistas aún ven más potencial en las acciones de Facebook. Citi le otorga a los títulos un margen de crecimiento de casi un 15%  hasta el entorno de los 190 dólares, destacando «el fuerte ritmo de innovación» con la «inversión en contenidos de vídeo y los anuncios que estos permitirían», así como los progresos «para monetizar Whatsapp y Messenger».

Precisamente este es el próximo gran objetivo de Mark Zuckerberg y sus tropas. Facebook es la dueña de cuatro de los mayores servicios de internet, y dos de ellos son los grandes dominadores de la mensajería instantánea. Entre Whatsapp y Messenger superan los 2.200 millones de usuarios activos mensuales, con el potencial económico que eso supone.

La red social lleva tiempo testando anuncios en Whatsapp en algunos usuarios elegidos de manera aleatoria de fuera de Estados Unidos, aunque se espera que muy pronto ya se los encuentren también aquellos que estén en tierras estadounidenses. «La oportunidad de ingresos en estos servicios es significativa», explican en Citi.

El propio Zuckerberg ha hecho referencia a esta circunstancia en su conversación con los inversores tras la presentación de resultados. El fundador de la compañía ha explicado que le gustaría «avanzar más rápido en esto [monetizar Whatsapp y Messenger], pero tengo confianza en que lo arreglaremos de cara al largo plazo».

Para conseguirlo ha nombrado a Matt Idema, ex vicepresidente de producto de Facebook, como nuevo jefe de operaciones de Whatsapp, para que pilote este camino hacia la explotación del servicio de mensajería más popular del mundo.

Llega Facebook TV

A estos ingresos habrá que sumar, en breves fechas, el nuevo negocio de Facebook. Según Bloomberg, la compañía comenzará a emitir sus programas de televisión en dos semanas, con pequeños programas de entre cinco y 10 minutos gracias a colaboraciones con medios como BuzzFeed.

La idea de la compañía, en cualquier caso, es primero tantear el terreno sin invertir demasiado, de ahí la asociación con otros actores. El acuerdo con estos dicta que el 55% de los ingresos por publicidad que logren irá para ellos, mientras que Facebook se quedará con el 45% restante.

Esto será para los primeros pasos, pues por la mente de Zuckerberg ya pasa producir sus propios programas de entre 20 y 30 minutos que puedan ser una competencia real para YouTube u otras plataformas de contenidos online. En principio estos iban a empezar a emitirse en junio, pero se han acabado por retrasar hasta agosto.