La campaña turística ha vuelto a darle un fuerte empujón al mercado laboral. Entre abril y junio se crearon en España 375.000 puestos de trabajo. En el mismo periodo, el paro experimentó un descenso récord de 340.000 personas y queda por debajo de los cuatro millones. Es la primera vez en ocho años que el desempleo desciende de este nivel. Así lo refleja la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El periodo comprendido por la EPA recoge dos hitos propicios para la creación de empleo, la Semana Santa (en abril) y el inicio de la campaña de verano. Ambas fechas explican por qué el sector servicios, impulsado por el turismo, es el que tira con fuerza del mercado laboral en el segundo trimestre. Sin embargo, el empleo ha avanzado con mucha más fuerza en el último trimestre. El año pasado, el número de desempleados descendió en casi 217.000 personas entre abril y junio, mientras que la ocupación se disparó en 271.000 personas.

La clave, los servicios

La clave del buen dato del segundo semestre de 2017 está en el vigor de los servicios. Según el INE, en ese periodo se crearon 272.400 puestos. También avanzaron con brío la industria (65.700 más) y la construcción (52.100). Sólo descendió la agricultura (15.200 menos). La creación de empleo ha permitido que en la ocupación ascienda en junio a 18.813.300 personas. Y que el número de parados se sitúe en 3.914.300.

El empleo ha crecido en 512.300 personas en los 12 últimos meses, mientras que el paro ha disminuido en 660.400 personas en el mismo periodo. La tasa de paro queda establecida en el 17,22%.

Cataluña a la cabeza

Por comunidades, las mayores bajadas del paro este trimestre se dan en Cataluña (79.200 parados menos), Andalucía (72.200) y Comunidad de Madrid (38.900). En el caso de la ocupación, Cataluña también lidera el ranking, con la creación de 72.600 empleos. Le siguen Baleares (65.000) y Andalucía (53.500). La única CCAA donde desciende el número de ocupados es Castilla–La Mancha, donde se destruyeron 4.100 puestos. No obstante, en los últimos doce meses, el número de ocupados sube en todas las comunidades autónomas.

El empleo creció más entre los hombres que entre las mujeres: 208.400 frente a 166.700. Por tramos de edad, la evolución también es halagüeña. A excepción del tramo de 30 a 34 años, que queda estancada, la ocupación avanza en el resto de tramos. Los mayores incrementos del empleo se producen en el grupo de 40 a 44 años (74.000 puestos más). También entre los mayores de 55 (69.700).

En el caso del paro, el descenso del segundo trimestre se concentra en el tramo de entre 25 y 54 años (314.800 parados menos). Por su parte, el número de parados subió en 6.600 entre los más jóvenes, de 16 a 19 años.

Más empleo a tiempo completo

Otra buena noticia para el mercado laboral es el crecimiento de la ocupación a tiempo completo, que es sinónimo de empleo de mayor calidad En el segundo trimestre, aumentó en 379.200 personas, mientras que descendía en 4.200 el número de ocupados a tiempo parcial. En los 12 últimos meses el empleo a tiempo completo se ha incrementado en 443.300 personas y los puestos a tiempo parcial, en 69.000.

En la otra cara de la moneda está el incremento de la temporalidad, ligado al tipo de empleos que se crean en la temporada turística. Creció en 93.600 el número de personas que tienen un contrato indefinido, muy lejos del incremento de 255.900 en el caso de los temporales. De hecho, la tasa de temporalidad experimentó un notable avance en el segundo trimestre, de más de un punto, situándose en el 26,81%.

Los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro disminuyó en 117.100, hasta un total de 1.277.600. Se trata de la cifra más baja desde el cuarto trimestre de 2009. De ellos, cerca de un tercio (318.700) son unipersonales. En el otro extremo, el número de hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados aumenta en 269.200, hasta 10.101.200.

Satisfacción en el Gobierno

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha mostrado hoy su satisfacción por los datos que arroja la EPA. «Son muy positivos» y, desde el punto de vista personal, le provocan «satisfacción», teniendo en cuenta la situación que reflejaban hace cinco años. En declaraciones a los medios en el Congreso de los Diputados, ha recordado que la caída del número de desempleados en el segundo trimestre del año «ha sido la mayor de cualquier trimestre de la historia».

Además, ha señalado que, en términos interanuales, el empleo crece en más de medio millón de personas y el paro baja en 660.000, lo que contrasta con los datos de 2012, cuando el desempleo aumentaba a un ritmo de 800.000 personas y había «una profunda recesión, la segunda de la crisis», informa Efe. Aunque ha valorado la creación de más de 200.000 empleos indefinidos en el segundo trimestre del año, ha reconocido que la temporalidad «es una de las cuestiones pendientes» que el Gobierno tendrá que abordar.

Pero ha querido poner el foco en los diez puntos que ha bajado la tasa de paro desde que rozó el 27 % a principios de 2013, algo «importante» y un «elemento de satisfacción que garantiza el futuro de la economía española». Todo ello, ha añadido, deriva de un crecimiento «fuerte, por encima del 3 %» que es consecuencia de la corrección de los desequilibrios macroeconómicos y la política económica implementada.

Los retos pendientes

Ambos factores, ha recordado el ministro, hay que mantenerlos durante los próximos años, porque todavía no se ha salido de la crisis, «con una tasa de paro del 17 % y algo menos de 4 millones de parados». «Sería imperdonable», desde el punto de vista social, que la política española perdiera la posibilidad de mantener ese rumbo durante los próximos 3 o 4 años, ha añadido.

La previsión del Gobierno es que a finales de 2019 el número de ocupados supere los 20 millones y que un año después la tasa de paro se reduzca al 11 %, según datos de Economía. Preguntado por los datos del PIB que mañana avanza el Instituto Nacional de Estadística (INE), el ministro ha considerado que la previsión de crecimiento trimestral del Banco de España (0,9 %) «está muy bien», ya que da como resultado un crecimiento anualizado superior al 3,5 %.

Respecto a la previsión de crecimiento económico del Gobierno para 2017, ha mantenido el alza del 3 % hasta que presente el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 y ha recordado que es una «proyección muy prudente».