Las largas colas en el aeropuerto barcelonés de El Prat tienen su origen en una huelga encubierta de los trabajadores de la empresa Eulen, encargada de los controles de seguridad. Esto es lo que se desprende de los mensajes sonoros que la presidenta del comité de huelga, Genoveva Serra, envió el pasado martes a los miembros de dicho comité. «Las colas tienen que estar. No podemos decir que nosotros hacemos huelga ni que nosotros hacemos colas», afirma en su alocución de unos tres minutos y medio de duración.

Justifica que el único interés de los ciudadanos y de los periodistas son las colas, por lo que «si no hay colas está todo perdido, si hay colas está todo ganado, es así de simple».

Serra hizo estas afirmaciones vía whatsapp tras una reunión que convocó la Generalitat este martes para mediar entre la empresa y el comité de huelga. Los representantes del comité terminaron abandonando la reunión ante la ausencia de AENA, empresa que califica la huelga de «salvaje». Precisamente Serra pide «que se moje AENA y nuestra presión se la tenemos que hacer a AENA, que el Estado presione a AENA y que todos presionen a AENA».

La presidenta del comité de huelga es consciente de impacto mediático del caos aeroportuario. «Hay un montón de medios, nos llaman todas las radios, las televisiones y todos hacen lo mismo, preguntan por las colas. Es lo único que importa. La sartén está en nuestra mano», narra Serra a los miembros del comité de huelga. Incluso señala que si hay amenazas o coacciones se lo contarán a los periodistas porque la prensa «saca todo lo que le damos. No nos paran los móviles». «Solo lo vamos a conseguir haciendo colas. Mejor de lo que creemos», reitera.

El contrato entre Aena y Eulen, establece la posibilidad de penalización ante hechos graves o que perjudiquen la imagen del aeropuerto. Por ello como consecuencia de los acontecimientos de los últimos días, Aena ha decidido iniciar dos procesos que podrían resolverse con una penalización de hasta 150.000 euros cada uno, informa Europa Press.

Dos expedientes sancionadores

Aena ha iniciado dos procesos de expedientes sancionadores contra Eulen, empresa encargada de los controles de seguridad del aeropuerto de Barcelona el Prat, que podrían llegar a suponer hasta 150.000 euros cada uno, según informaron fuentes conocedoras de las sanciones. Estos expedientes sancionadores de penalización se producen después de que el comité de huelga de Eulen anunciara que la plantilla secundará paros indefinidos de 24 horas desde mitad de mes, en plena operación de salida y llegada de las vacaciones de verano.