El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros el próximo miércoles -mañana martes 15 de agosto es festivo en toda España- para atajar el conflicto laboral que ha desembocado en una huelga de los vigilantes de seguridad privados en El Prat, el aeropuerto de Barcelona. Y ha dado un espaldarazo al laudo arbitral con carácter obligatorio para desbloquear el asunto, decisión que será llevada por el comité de empresa de Eulen a los tribunales.

De hecho, la cita del miércoles se convoca para lanzar el mencionado arbitraje. El presidente me ha trasladado la voluntad de celebrar una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros el miércoles por la tarde», ha dicho De la Serna con gestos de cansancio desde Barcelona.

En la rueda de prensa del ministro han participado el conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, y el alcalde accidental del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni (PSC). De la Serna ha concretado que en el Consejo de Ministros extraordinario se evaluarán los informes de la Abogacía del Estado y comenzarán los plazos para designar al árbitro que determinará las soluciones para finalizar el conflicto de El Prat.

Cansancio en Fomento

Tras 22 días, el ministerio, muy implicado en la gestión de la crisis, da síntomas de hartazgo: la huelga de los 360 trabajadores de Eulen que exigen cobrar 250 euros con 15 mensualidades, mientras que la oferta de la Generalitat (que ha mediado sin suerte en el conflicto) ofrecía 200 euros en 12 mensualidades. La plantilla ha rechazado esa propuesta hasta dos veces en menos de 72 horas, a lo largo de sendas votaciones entre el viernes y el domingo pasado.

El refuerzo de efectivos de la Guardia Civil ha dado sus frutos en un puente en el que se esperaba una avalancha de turistas hacia Barcelona (es el destino más solicitado de Europa para el 15 de agosto, según varios buscadores turísticos). No ha habido las colas de otras veces en los controles de seguridad. «Hoy no hay colas y se olvida el fondo del conflicto, las condiciones laborales de unos trabajadores que cobran una media de 900 euros y no pueden ni ir al lavabo», ha asegurado a Efe uno de los representantes del comité de empresa.

Sin colas en El Prat

La huelga continuará, según han expresado los miembros del comité; al menos hasta que el Gobierno adopte algún tipo de decisión. De momento no hay nada concreto aparte del arbitraje que defiende De la Serna y la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros.

La normalidad ha sido la tónica de este lunes en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat. Los servicios mínimos eran del 90% . Según Europa Press, el tiempo máximo de espera se ha situado en 20 minutos aproximadamente a partir de las 16.00 horas. Este lapso se ha reducido incluso una hora después y los pasajeros no han tenido que esperar ni 10 minutos para pasar los controles de seguridad.