La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) ha ordenado la retirada en Cataluña de una partida de 50 kilos de huevos en polvo contaminados con fipronil. La partida procede de los Países Bajos. Los huevos todavía no habían sido comercializados.

La agencia, a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información, ya ha comunicado esta decisión a las autoridades competentes de Cataluña, cuyos servicios de control oficial han procedido a la localización de la totalidad de la partida. La Generalitat ha verificado asimismo que no se había utilizado y que, por tanto, no había entrado en la cadena alimentaria.

El fipronil es un producto no autorizado para su uso en animales de producción de alimentos, si bien, en este caso, ha sido utilizado para tratar la presencia de un ácaro denominado Dermanyssuss gallinae en gallinas de puesta. La Aecosan ha asegurado no obstante que España sigue sin estar afectada por la distribución de huevos contaminados.

España no está afectada

Precisamente, el pasado 11 de agosto se comunicó a través del Sistema Europeo de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos  la distribución desde Francia de una partida de huevo líquido pasteurizado destinada a un establecimiento ubicado en el País Vasco. Las autoridades actuaron de forma «inmediata», inmovilizando dicha partida antes de entrar en algún proceso de fabricación.

Y es a través de este último sistema de alerta comunitario cómo se ha comunicado a la Aecosan la distribución de huevos, ovoproductos, productos procesados y carne de ave en 19 Estados miembros: Austria, Bélgica, Suiza, Republica Checa, Alemania, Dinamarca, Francia, Reino Unido, Hungría, Irlanda Italia, Luxemburgo Holanda, Polonia, Rumania, Suecia, Eslovenia y Eslovaquia. Asimismo también se ha informado de la distribución a terceros países, en concreto de huevos a Hong Kong, ovoproductos en el Líbano y de carne de ave a Liberia.