En noviembre el Ayuntamiento de Seseña (Toledo), emblema de la corrupción urbanística, aprobará un nuevo pelotazo inmobiliario: un convenio para el «desarrollo y ejecución del planeamiento» de Parquijote, un proyecto de colosales dimensiones que fue pensado por primera vez en 1990 y que lleva olvidado prácticamente dos décadas. Son más de 4,6 millones de metros cuadrados -divididos en suelos residenciales y logísticos- y más de 7.500 viviendas las que el Pleno del Consistorio seseñero -gobernado por el PP con el apoyo de tres ediles expulsados de Ciudadanos- prevé sacar adelante, a pesar de contar con todos los informes de la Junta de Castilla-La Mancha y del propio ayuntamiento en contra del proyecto, según ha podido saber El Independiente.

Se trata además de una operación apenas publicitada por el gobierno local y aprobada con «nocturnidad y alevosía» por el alcalde Carlos Velázquez (PP), según denuncian varias personas; y rodeada de maniobras de compraventa sospechosas. Por las dimensiones del terreno, Parquijote pasa por ser el desarrollo más grande promovido en democracia en Seseña, ubicado entre la R-4 (autopista de peaje quebrada) y las vías del AVE Madrid-Levante. Y el suelo es urbanizable, fruto de los intentos frustrados por sacar adelante la operación por parte del ex alcalde José Luis Martín (PSOE), que firmó tres convenios en 1990, 1995 y 2000. Entonces iba a ser un parque temático con viviendas: ahora un PAU logístico con viviendas.

A falta del convenio definitivo, se trata del desarrollo urbanístico más grande promovido en Seseña

La llegada de Manuel Fuentes (IU) a la alcaldía en 2003 paralizó Parquijote sine die. Fuentes también se enfrentó a Paco El Pocero, el turbio empresario del ladrillo promotor de El Quiñón, una urbanización donde se iban a construir 13.000 viviendas y donde solo hay 5.000 tras quebrar la empresa del Pocero.

Según el regidor Carlos Velázquez, «no habrá tantas viviendas como las 7.500 previstas en la última modificación», ya que se ha modificado el convenio pendiente de aprobar. Preguntado sobre el número aproximado de casas, Velázquez responde que «eso es algo que no se puede saber aún, pero cuanto más suelo industrial y menos residencial, mejor». La última memoria justificativa arroja 7.585 viviendas y 2,8 millones de metros cuadrados destinados a las empresas logísticas, de los que 1,4 millones son edificables.

Especulación masiva de suelo

Un ejemplo de este secretismo municipal ha sido la manera de sacar adelante el convenio: el 4 de noviembre de 2016, una de las entonces propietarias del suelo, Globland España XXI S.L., presentó un escrito al ayuntamiento solicitando que una «propuesta de reordenación y división sectorial del ámbito Parquijote», la cual planteaba «compatibilizar el uso residencial con actividades relacionadas con una gran plataforma logístico-industrial», fuese incluida en el Plan de Ordenación Municipal (POM) de Seseña.

Una firma planteó el convenio de Parquijote al Consistorio y tres días después vendió masivamente suelo

Tres días después, el 7 de noviembre del año pasado, se produce un traspaso masivo de terreno propiedad de Globland en el ámbito de Parquijote a Carreras Grupo Logístico SA. Es decir, que hubo ventas de fincas inmediatamente después de que las firmas privadas solicitaran modificar el convenio de Parquijote. Y mucho antes de que el ayuntamiento tuviera siquiera tiempo de estudiar la propuesta empresarial.

Escritura de la venta de terrenos por parte de Globland, tres días después de que la firma solicitara a Seseña cambiar el convenio.

Escritura de la venta de terrenos por parte de Globland, tres días después de que la firma solicitara cambiar el convenio.

Finalmente el 19 de junio -siete meses después del traspaso de suelo- el Consistorio informó a la firma Salvago Tres, que actuó en nombre de Globland, que la propuesta de reordenación del proyecto era «viable y sostenible por los servicios técnicos» y que la llevaría al pleno. Todos estos oscuros movimientos especulativos aparecen en la propuesta del convenio en el portal de transparencia del ayuntamiento seseñero. Las propietarias mayoritarias de suelo son Urconsa (2,5 millones de metros cuadrados), Carreras (850.000) e Iberdrola Inmobiliaria, con más de 500.000 metros cuadrados. También hay propietarios minoritarios.

Cascada de informes en contra

Todos los informes de las autoridades públicas demandados por el ayuntamiento con relación a Parquijote son negativos. Como uno emitido por la Dirección General de Calidad e Impacto Ambiental de la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha publicado en diciembre de 2014, según el cual «se considera que el crecimiento propuesto para el municipio de Seseña es desmesurado, y no ha quedado convenientemente justificado en la documentación, más si se tiene en cuenta la cantidad de suelo en desarrollo y vacante con el que actualmente cuenta el municipio».

El crecimiento propuesto es desmesurado a irracional y no se justifica en la documentación»

«En el documento de inicio», insiste la Consejería de Agricultura, «se incluía la propuesta de una gran zona verde, un parque metropolitano, al sur del núcleo urbano de Seseña Viejo, concretamente en el Sector Parquijote, y se incluían varios mapas en los que se visualizaba una gran zona verde, alrededor de 175 hectáreas en dicho sector». Sin embargo, «en el Informe de Sostenibilidad Ambiental no se ha incluido ningún mapa de ubicación de dicha zona verde y en la documentación escrita únicamente se comenta de modo resumido y sin detalles». Por lo tanto, «este servicio», concluye, «no considera viable la clasificación de tan gran cantidad de suelo urbanizable para la realización de un parque metropolitano».

Otro documento relativo a la tramitación del POM encargado por Seseña en la misma fecha (diciembre de 2014) incide sobre lo mismo. Y exige al Consistorio «justificar los cálculos de saneamiento y abastecimiento según las demandas propuestas» en Parquijote además de «corregir el trazado de vías pecuarias y completar la red hidrográfica».

En el mismo sentido se expresa la Dirección General de Montes y Espacios Naturales perteneciente al Gobierno autonómico. Un documento firmado por el director general de este organismo tilda de «no conveniente» el hecho de «ampliar urbanizaciones existentes aisladas del casco urbano» atendiendo a criterios de sostenibilidad y de respeto al medio ambiente. «La ampliación propuesta desde la Urbanización El Quiñón hacia el sur no se considera racional».

El alcalde de Seseña y diputado regional, Carlos Velázquez, en un acto del PP de Castilla-La Mancha.

El alcalde de Seseña y diputado regional, Carlos Velázquez, en un acto del PP de Castilla-La Mancha. PP CASTILLA LA MANCHA

«Las previsiones del POM», destaca esta dirección general, «son para un crecimiento poblacional desmesurado; por tanto, debería haber una planificación más ajustada a la realidad, más teniendo en cuenta la actual crisis inmobiliaria y los antecedentes de su municipio». «La ampliación por el sur del casco urbano, denominada sector Parquijote, y en la zona limítrofe con la zona LIC (Lugares de Interés Comunitario) debe plantear una faja de suelo rústico de protección paisajística para limitar el impacto del desarrollo urbanístico, además de plantear una zona verde paralela», sentencia el documento. Esta crítica se repite a lo largo de las más de 150 páginas del anexo sobre la tramitación.

Sin participación de los vecinos

El alcalde asegura por teléfono que los informes jurídicos que saldrán a la luz próximamente avalan la modificación, «que viene a salvar la documentación en contra». «Para ello ha habido un proceso de participación», justifica Carlos Velázquez. Cuando se le inquiere que cuándo ese proceso participativo tuvo lugar, el regidor responde que en la última etapa de IU, que gobernó Seseña hasta 2011, cuando el proyecto no tenía visos de salir adelante.

Hace un mes, sin embargo, IU dirigió un ruego al equipo de Gobierno acusándole de castrar dicha participación en torno a Parquijote. «Resulta que se está tramitando un Plan de Ordenación Municipal sin que desde 2011  se dé opción a la participación ciudadana ni que la oposición pueda conocer el estado de tramitación».

No se ha convocado desde 2011 ninguna reunión para informar a los vecinos o a la oposición

La formación todavía dirigida por Manuel Fuentes en el municipio evoca en el escrito la etapa de éste como alcalde (2003-2011), cuando tuvo lugar «una asamblea celebrada en la Casa de la Cultura en 2011 en el proceso de participación del Plan de Ordenación Municipal, en la que se presentaron varias alternativas donde se reducía la superficie urbanizable de Parquijote y a cambio se proponía desarrollar  suelo industrial». El propio alcalde reconoce que no ha convocado ninguna reunión de esta índole durante su mandato.

Problemas en los accesos

Incluso la propia Memoria Justificativa del Consistorio también censura Parquijote. «A pesar de las buenas intenciones teóricas, las normas consolidan la ‘fragmentación de la ciudad’ que pretendían remediar» manteniendo proyectos como Parquijote, se puede leer. En la página 82 de la memoria se dice que «desarrollos como Parquijote, cuya clasificación ha venido condicionada por actuaciones anteriores que han podido consolidar derechos, no son prioritarios respecto de suelos clasificados ex novo por el POM».

Cartel reclamando un "acceso digno" en El Quiñón, el complejo residencial que promovió El Pocero.

Cartel reclamando un «acceso digno» en El Quiñón, el complejo residencial que promovió El Pocero. P. G.

Los informes municipales dejan claro que Seseña (20.000 habitantes) es un municipio con núcleos de población alejados entre sí y que la prioridad es unificar dichos núcleos siempre que la coyuntura económica lo permita. Parquijote solo los aleja. Y podría acarrear problemas de acceso, como se lee a continuación en la memoria justificativa. «Es evidente que la [carretera] CM-4010 ni tiene capacidad para soportar el tráfico que generaría el desarrollo de Parquijote, ni es una vía urbana que pueda servir de eje de centralidad que conecte Seseña con el nuevo desarrollo», reza la memoria.

¿Cómo es posible que el ayuntamiento vaya contra sus propios informes», critica Fuentes (IU)

«¿Cómo es posible que el ayuntamiento vaya contra sus propios informes publicados hace tan solo dos años y promueva un desarrollo de viviendas que nadie pide sin haber convocado ni una reunión para informar a los vecinos o a la oposición?», critica visiblemente enfadado Manuel Fuentes. «Cambian de opinión para atender la propuesta de unos especuladores y el interés mercantil de unos empresarios que solo buscan negocio fácil y rápido».

Llamamiento a empresas catalanas

Al plantear este medio al alcalde por la posibilidad de que nazca otro desarrollo similar al que promovió El Pocero, Carlos Velázquez contesta que fue «IU la que dio a Francisco Hernández la licencia para construir más de 5.000 viviendas».

El portavoz de IU estalla indignado cuando se le comenta esta cuestión: «¿Cómo puede acusarme de dar licencias si la operación la aprobaron PP y PSOE en el ayuntamiento y me amenazaron con una moción de censura y con cosas peores?». «Las licencias son actos reglados», explica Fuentes, «así que si yo no facilitaba las licencias con informes técnicos y jurídicos favorables cometía prevaricación. Y aun así paralicé las licencias al comprobar que las obras de edificación iban más deprisa que los equipamientos e infraestructuras».

Sea como fuere, Seseña vuelve a la palestra a causa del ladrillo. En noviembre se prevé un tenso pleno municipal. Por si acaso, el alcalde de la localidad ya ha aprovechado el actual desafío independentista para animar a las empresas catalanas a trasladarse a lugares como Parquijote.