ACS pone el cartel de se vende a su filial Saeta Yield. En plena batalla con Atlantia para hacerse con el control de Abertis, la constructora que preside Florentino Pérez parece dispuesta a escuchar ofertas por el 24,2% que aún controla de la compañía de renovables.

Saeta Yield ha confirmado este lunes que ha mantenido conversaciones con el fondo canadiense Brookfield, que se ha mostrado interesado en adquirir el negocio de la yieldco (término con el que definen las compañías que invierten en infraestructuras de energía renovable con el fin de obtener unos ingresos recurrentes).

En el marco de esas conversaciones, Saeta ha puesto a disposición de Brookfiel información sobre su negocio, «a efectos de que pueda evaluar la posibilidad de formular una oferta por la totalidad de la misma». De este modo, la compañía que preside José Luis Dalmau ha confirmado la noticia adelantada este lunes por Bloomberg.

No obstante, Saeta ha asegurado que, hasta la fecha, «no existe ningún tipo de decisión al respecto, ni certeza de que Brookfield Asset Management ni ninguna de sus filiales vayan a formular una oferta, o sobre los eventuales términos y condiciones de la misma».

Aun así, el mercado ha recibido estas noticias con optimismo. Las acciones de Saeta Yield ascendían, a media sesión, más de un 6%, por encima de los 10,8 euros, sus niveles más elevados desde que ACS la sacó a bolsa, en febrero de 2015. Según las información de Bloomberg, el grupo canadiense pretendería sacar a Saeta de bolsa si la transacción se produjera.

Las acciones de Saeta suben este lunes más de un 6% y elevan su valor en bolsa a 883 millones

A estos precios, la compañía estaría valorada en unos 883 millones de euros. A expensas de conocer el importe que Brookfield podría estar dispuesta a abonar por Saeta, la participación de ACS en la yieldco alcanzaría un valor de 213 millones de euros, que, probablemente se elevaría en caso de que se concrete la oferta, dado que lo normal en este tipo de transacciones es ofrecer una prima sobre el precio de mercado.

Esta liquidez inesperada llegaría al grupo de Florentino Pérez en un momento muy importante, dado que la operación para la compra de Abertis requiere al grupo un cuantioso esfuerzo financiero. Sin embargo, lo cierto es que las cantidades que podría llegar a ingresar por Saeta son escasas en comparación con los 18.600 millones de euros en que está valorada su oferta por el gestor español de autopistas.

En este contexto, los analistas de firmas como Banco Sabadell muestran sus dudas sobre si ACS acabará aceptando una oferta por Saeta, dado que se trata de un activo estratégico que le ofrece flujos de cajas recurrentes.

Además de ACS, resultará fundamental la opinión del fondo GIP, que controla otro 24% del capital de Saeta Yield. Morgan Stanley, con un 5% de las acciones, es el otro accionista de referencia de la compañía de energías renovables.

Con el repunte de este lunes,  Saeta suma ya más de un 10% en bolsa en 2018 y acumula una revalorización del 35% en los últimos doce meses.