Florentino Pérez entra de lleno en la puja por tomar el control de Abertis. Tras semanas de negociaciones en busca de la financiación necesaria y cuando tan sólo quedaba un día para que expirara el plazo legal para presentarla, el grupo ACS ha lanzado a través de su filial alemana Hochtief una contraoferta por el cien por cien del capital de la concesionaria.

La oferta de ACS mejora en más de 2.200 millones la del grupo italiano

ACS ha presentado una oferta pública de adquisición (opa) a un precio de 18,76 euros por acción, con lo que mejora en 2,26 euros la propuesta presentada por el grupo italiano Atlantia, de 16,5 euros por título. La oferta de Florentino Pérez supone valorar Abertis en 18.580 millones de euros, frente a los 16.341 millones en que se quedó la propuesta de la italiana.

La noticia ha agitado los mercados bursátiles. Justo antes de hacerse pública la contraopa, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha ordenado la suspensión de la cotización de ACS, de Abertis y de su filial de infraestructuras de telecomunicaciones Cellnex.

En ese momento, las acciones de Abertis cotizaban en los 17,70 euros, con una capitalización total de 17.529 millones de euros, ya ampliamente por encima de las cifras de la oferta de Atlantia. La oferta de Hochtief mejora pues un 13,5% la de la italiana y supone una prima del 6% en relación al precio de los títulos en bolsa.

Cuando el regulador de los mercados volvió a autorizar la cotización de las tres compañías, los inversores se lanzaron con avidez a por los títulos de Abertis. La compañía de infraestructuras se anotó un 7%, hasta los 18,84 euros, superando incluso la oferta lanzada por Florentino Pérez. La capitalización de Abertis alcanza de este modo los 18.659 millones. Con esta reacción, el mercado muestra sus expectativas de que Atlantia no se dará por vencida y mejorará los términos de su propuesta.

También la cotización de ACS reaccionó con un sorprendente optimismo a la noticia. Los títulos de la constructora española remontaron un 5,17%, su mayor subida en un año. Tras sufrir en los últimos meses los recelos de los inversores, que veían con escepticismo la capacidad del grupo para afrontar una operación tan exigente, una vez que se ha conocido la oferta esas dudas parecen haber quedado a un lado. Su filial germana Hochtief se anotó algo más del 1%.

Abertis sube un 7% en bolsa y ya cotiza sobre la oferta de ACS, confiado en que Atlantia mueva ficha

Incluso Cellnex ha acogido con ganancias, del 0,8%, una operación que vuelve a ponerle en el foco de posibles operaciones corporativas. En cambio, para Atlantia, la noticia sentó como un jarro de agua fría sobre el parqué, ya que los inversores pusieron en precio el sobresfuerzo que tendrá que hacer el grupo italiano si desea imponerse en la puja por Abertis. En poco más de una hora su cotización se desinfló más de un 3%, borrando las ganancias que reflejaba hasta entonces y cerrando la jornada con un descenso del 1,2%.

En efectivo y en acciones

La opa de ACS, como la de Atlantia, contempla el pago de una parte de la operación en efectivo y otra parte a través de un canje de acciones. El grupo español ha conseguido un aval de JP Morgan por un importe de 14.963 millones para cubrir la parte que se pagaría a los accionistas de Abertis en metálico.

En paralelo, Florentino Pérez plantea un canje de acciones a razón de 0,1281 títulos de nueva emisión de Hochtief por cada acción de Abertis (hasta un máximo de 193,5 millones de nuevas acciones, representativas del 19,5% del capital de la compañía germana). Hochtief realizará una ampliación de capital por 3.670 millones para cubrir esta parte de la operación.

Objetivo: fusionar Hochtief y Abertis

Los planes de ACS, en caso de que se imponga su oferta, pasan por fusionar Hochtief y Abertis para crear un gigante mundial de la construcción y la gestión de infraestructuras que cotizaría en la bolsa de Frankfurt y que abandonaría el mercado español, según se recoge en la documentación sobre la opa remitida a la CNMV.

El nuevo coloso estaría presente en 40 países y sumaría 24.800 millones de euros en ingresos y 4.300 millones de resultado bruto de explotación (ebitda). ACS calcula que la integración de las dos compañías generaría unas sinergias de entre 6.000 y 8.000 millones de euros. El grupo resultante de la fusión se compromete a elevar el dividendo “hacia” el 90% del beneficio neto.

ACS abre la puerta a vender los satélites de Hispasat y a quedarse con la filial de antenas Cellnex

En paralelo, ACS subraya que su intención es “mantener la cartera de activos [de Abertis] en el largo plazo y desinvertir únicamente un número limitado de estos activos o posiciones accionariales minoritarias”. En este sentido, el grupo precisa que el hecho de que Abertis tenga una participación del 34% en Cellnex le obligaría a lanzar una opa por toda la filial tras la operación. ACS confirma no tener intención de tomar el control total de Cellnex, así que vendería una parte del paquete accionarial actual para rebajarla por debajo de la cota del 30%.

Por otro lado, ACS sí abre la puerta a vender la compañía de satélites Hispasat, subrayando que revisará “sus opciones estratégicas”, incluyendo “una posible desinversión”. La posición de control de Abertis sobre Hispasat es uno de los temas más delicados de la guerra de opas que se avecina, dado que el Gobierno considera la compañía estratégica por prestar servicios a Defensa. Abertis tiene una participación del 90,74% del capital de Hispasat, y la italiana Atlantia se ha mostrado dispuesta también a su venta.