Las hermanas María y Uxía Domínguez, sobrinas del diseñador Adolfo Domínguez e hijas de Jesús Domínguez, fundador de Purificación García, dan un paso más en el proceso de venta de la cadena de moda Bimba y Lola. En septiembre del año pasado ficharon a Morgan Stanley para buscar un comprador que impulse su expansión internacional, tal como publicó El Independiente. La semana pasada, con cierto retraso sobre las fechas previstas, el banco de inversión repartió el libro de venta entre los fondos de capital riesgo potencialmente interesados en la transacción.

Según consta en el documento, está en venta el 70% de la compañía, pero se especula con la posibilidad de que algunos inversores estén preparando ofertas por el 100% del capital. En principio, el equipo directivo se mantendrá al frente de la gestión.

Con 244 tiendas, la cadena de moda factura más de 180 millones con un ebitda cercano a los 35 millones de euros

Morgan Stanley ha solicitado a los inversores la elaboración de un plan de negocio y su visión internacional. Las ofertas no vinculantes, antes de la realización de la due diligente, se presentarán a finales de este mes, informan a este medio fuentes conocedoras del proceso.

La compañía, que abrió su primera tienda en Bilbao en 2006, cuenta con 244 puntos de venta y, según las cifras actualizadas al cierre de este mes, factura algo más de 180 millones de euros con un ebitda (resultado bruto de explotación) cercano a los 35 millones de euros. Su previsión es ganar en febrero de 2019 en torno a 41 millones de euros, lo que supone prácticamente duplicar los 21,6 millones que logró al cierre de 2016. Además, la cadena de moda cuenta entre sus fortalezas con un balance saneado sin apalancamiento.

Bain Capital, Pai, Permira, CVC, Carlyle y TowerBrook, entre los potenciales compradores

Las hermanas Domínguez aspiraban en un primer momento a ingresar en torno a 500 o 525 millones de euros, lo que suponía valorar la empresa en hasta 15 veces ebitda. Sin embargo, fuentes conocedoras del sector retail auguran que la operación podría cerrarse a una valoración de en torno a 425-450 millones. “El negocio va bien en España, pero no termina de despegar a nivel internacional”, señalan como punto débil.

Entre los fondos que, por su perfil inversor, podrían estar interesados en la operación figuran Bain Capital, Pai, Permira, CVC , Carlyle y TowerBrook, entre otros. Morgan Stanley sólo ha contactado con fondos de capital riesgo y, por la magnitud de la transacción, otorgan más opciones a que la firma española caiga en manos de un inversor internacional.

No es la primera vez que la primera vez que la venta de Bimba y Lola está sobre la mesa. En 2013, estuvieron cerca de cerrar un acuerdo con el fondo L-Catertton.

El proceso de venta de Bimba y Lola llega en un momento en el que el sector retail está en auge. El pasado mes de julio el empresario Alberto Palatchi vendió el 100% de Pronovias al fondo BC Partners por 550 millones de euros. El acuerdo contempla que Palatchi recompre el 10% de la cadena de moda nupcial cuando esté cerrada la operación para mantener un asiento en el consejo de administración.