Economía

El enorme cambio de cromos de E.On y RWE: intercambian 20.000 millones en activos

Parque eólico marino gestionado por la eléctrica alemana E.On.

Parque eólico marino gestionado por la eléctrica alemana E.On. E.On

Revolución en el sector energético alemán. Los gigantes E.On y RWE han llegado a un acuerdo durante el fin de semana para llevar a cabo un intercambio de activos valorado en unos 20.000 millones de euros que supondrá una profunda reestructuración del sector germano.

La operación, que requiere aún del visto bueno de los consejos de administración ambas empresas, así como de las autoridades de competencia, contempla la entrega del 76,8% del grupo de renovables Innogy a E.On a cambio de una participación del 16,67% en la propia E.On, que llevará a cabo una ampliación de capital del 20%.

En el marco de la transacción, E.On transferirá a RWE la mayor parte de su negocio de renovables, así como su participación minoritaria en PreussenElektra, en las centrales nucleares de Emsland y Gundremmingen, operadas por RWE, que recibirá también todo el negocio de renovables de Innogy, además de los activos de almacenaje de gas y la participación de Innogy en la austriaca Kelag.

La operación, que se llevará a efecto con el pasado 1 de enero de 2018 como punto de partida económico contempla también el pago en efectivo de 1.500 millones de euros por parte de RWE a E.On.

Además, E.On se ha comprometido a lanzar una oferta pública y voluntaria de adquisición de acciones para la compra de los títulos de Innogy en poder de minoritarios, con un valor total de 40 euros por acción, incluyendo el pago de 36,76 euros en efectivo y la entrega de los dividendos de Innogy de 2017 y 2018, que se estiman en 3,24 euros. RWE no tomará parte en la oferta.

«Tras la exitosa implementación de la transacción se pretende integrar completamente a Innogy en E.On, que se convertirá en una compañía energética centrada en el consumidor, concentrándose en redes y soluciones para consumidores», indicó E.On, precisando que el intercambio de activos pactado se llevará a cabo en varias etapas.

Por su parte, RWE destacó que al cierre de la operación combinará la propiedad del negocio de renovables de E.On y de Innogy, creando así una ‘utility’ líder europea en el sector de renovables, con una cartera diversificada de activos de generación convencional y renovable.

Innogy gana 889 millones

Por otro lado, Innogy anunció este lunes que en 2017 obtuvo un beneficio neto distribuible de 889 millones de euros, cifra semejante a la del año anterior, mientras sus ingresos crecieron un 5%, hasta 11.946,6 millones de euros. «Comentaremos los últimos anuncios de RWE y E.On en su debido momento», dijo Uwe Tigges, consejero delegado de Innogy.

En otro orden de cosas, Tigges anunció que Innogy tiene intención de invertir anualmente entre 2.000 y 2.500 millones de euros, mientras seguirá examinando regularmente sus costes con el objetivo de convertirse en una compañía más ágil y seguir siendo competitiva.

El consejo de administración y el consejo de supervisión de Innogy propondrá a la junta general de accionistas de la compañía el reparto de un dividendo de 1,60 euros por título por el ejercicio 2017.

Asimismo, entre 2012 y 2015, las divisiones que actualmente forman parte de Innogy llevaron a cabo mejoras de la eficiencia de 1.600 millones y prevé reducir sus costes en otros 400 millones para finales de 2020.

Comentar ()