TSB, la filial británica de Banco Sabadell, ha sufrido durante los últimos días problemas técnicos derivados de la integración de la plataforma en el banco de origen catalán. La actualización de los sistemas ha desencadenado una crisis a gran escala. Hasta 1,9 millones de clientes han tenido bloqueado el acceso a sus cuentas durante seis días. Los parlamentarios británicos demandan acciones y el banco podría tener que hacer frente a compensaciones multimillonarias y multas regulatorias, según publica The Guardian. 

El consejero delegado de TSB, Paul Pester, se disculpó por el caos en la mañana del martes, prometiendo que los servicios se reanudarían por la tarde y que «nadie se quedará sin dinero como resultado de estos problemas de servicio».

TSB ha restablecido este miércoles a primera hora sus servicios de banca digital, según ha informado el directivo, a través de su perfil en Twitter.

https://twitter.com/PaulPester/status/988971048870739968

En todo caso, el acceso a estos servicios digitales se encuentra limitado a un número máximo de clientes al mismo tiempo para garantizar su correcto funcionamiento.

En la mañana del martes, la entidad británica se vió obligada a interrumpir temporalmente sus servicios de banca digital tras los problemas que estaban experimentando algunos de sus usuarios tras la integración de su plataforma bancaria con la de Sabadell.

«Nuestra aplicación de banca móvil y la banca ‘online’ ya están en funcionamiento. Gracias por su paciencia», ha escrito en la red social Pester, que ayer se disculpó públicamente por los problemas informáticos.

En su página web, TSB explica que están «limitando» el acceso a la banca ‘online’, restringiendo el nímero de clientes que pueden iniciar sesión a la vez, «para garantizar un buen servicio» una vez que los usuarios acceden a la plataforma.

El consejero delegado de TSB ya aseguró a sus clientes que «nadie» sufriría perjuicio económico como consecuencia de los problemas de la integración.

Según explicaron a Europa Press fuentes de Sabadell, este tipo de incidencias son «lógicas» en integraciones de tal magnitud y complejidad. Además, indicaron que la operativa en las oficinas de TSB transcurre con normalidad.

Banco Sabadell acometió durante el pasado fin de semana su integración tecnológica con el banco británico, adquirido en 2015 a Lloyds a razón de 1.700 millones de libras. Con este paso, la filial británica del banco de origen catalán se desvincula definitivamente su antiguo propietario, pues TSB seguía usando su plataforma bancaria.