Ya han quedado despejadas todas las incógnitas sobre la oferta de empleo público correspondiente a 2018, una movilización histórica de plazas dentro de la Administración General del Estado (AGE) que no tiene precedente desde el año 2008.

En total, más de 23.150 plazas que, junto a las 7.688 convocadas en abril para docentes y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, suman 30.844 plazas que permitirán crear más de 700 empleos netos.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado todos los detalles, después de que en las últimas semanas solo se hayan dado a conocer las grandes cifras.

En total tres reales decretos que engloban la oferta de empleo pública ordinaria, que incorpora algo más de 11.000 plazas de nuevo ingreso y más de 6.000 de promoción interina; las convocatorias correspondientes al proceso de consolidación de plantillas de 2017 y de 2018 en Justicia (más de 5.00o plazas); y la convocatoria de 323 plazas para hacer frente a la oleada de inmigrantes ilegales de las últimas semanas.

En conjunto, las tres patas de la oferta de plazas públicas de este año muestran cuáles son las prioridades del Gobierno. Destacan entre ellas el refuerzo de la Seguridad Social y de las instituciones penitenciarias, así como un espectro amplio de servicios de atención al ciudadano, la seguridad y las emergencias.

En lo que se refiere a la oferta de empleo público ordinaria, hasta alrededor de 700 plazas quedan reservadas al ámbito de la Seguridad Social, entre los niveles A1 (la élite del empleo público) y niveles inferiores hasta el C2. En el caso de instituciones penitenciarias, las convocatorias de 2018 rozan los 1.000 empleos.

El Gobierno recuerda en el Real Decreto de oferta ordinaria (consultar el detalle aquí) que esta afecta a la Administración General del Estado (AGE), sus organismos públicos y demás entes públicos estatales. Dentro de este perímetro, para este año se convocan más de 1.600 plazas de nuevo ingreso para niveles A1, concentradas entre científicos titulares de Organismos Públicos de Investigación (152), Médicos-Inspectores de la Seguridad Social (100), técnicos superiores especializados de Organismos Públicos de Investigación (90) o ingenieros aeronáuticos (88).

Además, dentro de este grado máxima de la escala se convocarán otras 600 plazas de promoción interna.

Otros de los datos llamativos se refiere a las 1.675 plazas para personal laboral de nuevo ingreso, de los que, al margen de las 1.584 que se engloban en el Convenio Único, 20 se dirigen a la Agencia Tributaria dentro del cupo de discapacidad intelectual, otras 20 a Patrimonio Nacional y 24 más al Instituto Social de la Marina.

La Administración de Justicia también sale beneficiada en este reparto con 914 plazas de acceso libre y 227 de promoción interna.

Consolidación de plazas temporales

El BOE también publica este martes el Real Decreto de estabilización de plantillas públicas (consultar el detalle aquí), a través del que saldrán a concurso, bajo los principios de libre concurrencia, igualdad, mérito, capacidad y publicidad, algo más de 5.000 puestos.

De estos, 198 se corresponden con personal estatutario de la red hospitalaria del Ministerio de Defensa y otros 335 al mismo tipo de puestos pero dentro del Ministerio de Sanidad.

Destacan también las 139 plazas de médicos-inspectores de la Seguridad Social, del nivel A1, y las 419 de personal laboral de la Agencia Tributaria o las 127 dentro de la Policía Portuaria.

En este ámbito del proceso de estabilización, el BOE publica también la salida a concurso de 2,248 plazas de acceso libre en la Administración de Justicia.

323 plazas para atender a inmigrantes

Un tercer Real Decreto-Ley (consultar el detalle aquí) anuncia la convocatoria de nuevas plazas para atender la oleada de inmigrantes ilegales, fundamentalmente procedentes de África, hasta las costas mediterráneas y las ciudades de Ceuta y Melilla.

Concretamente, se convocarán 231 plazas para reforzar las plantillas del Estado encargadas del reconocimiento del derecho de asilo, y otras 91 plazas para asumir tareas de acogida de refugiados.