Economía

Garamendi: “Un salario mínimo de 14.000 euros puede influir en las contrataciones”

El único candidato a presidir CEOE defiende que los sueldos se vayan ajustando en la propia negociación colectiva

logo
Garamendi: “Un salario mínimo de 14.000 euros puede influir en las contrataciones”
Presidente de Cepyme, Antonio Garamendi

Presidente de Cepyme, Antonio Garamendi Europa Press

Resumen:

El presidente de la patronal de las pymes Cepyme, Antonio Garamendi, ha avisado de que tratar de imponer “por Ley” un salario mínimo de 14.000 euros anuales puede “influir en las contrataciones”, por lo que ha defendido que los sueldos se vayan ajustando en la propia negociación colectiva.

En una entrevista en RNE, el de momento único candidato a presidir la CEOE ha respondido así ante la intención de los sindicatos de pedir al Gobierno que eleve el salario mínimo interprofesional (SMI) a dicha cuantía ante las dificultades que estaban encontrando para hacerlo en la negociación de los convenios, informa Efe.

El presidente de la patronal de las pymes Cepyme, Antonio Garamendi, ha avisado de que tratar de imponer “por Ley” un salario mínimo de 14.000 euros anuales puede “influir en las contrataciones“, por lo que ha defendido que los sueldos se vayan ajustando en la propia negociación colectiva.

En una entrevista en RNE, el de momento único candidato a presidir la CEOE ha respondido así ante la intención de los sindicatos de pedir al Gobierno que eleve el salario mínimo interprofesional (SMI) a dicha cuantía ante las dificultades que estaban encontrando para hacerlo en la negociación de los convenios, informa Efe.

Patronal y sindicatos firmaron a principios de julio el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva que recomienda un alza salarial del 2 %, más un 1 % variable, y establecer un salario mínimo en convenio de 14.000 euros anuales antes de 2020.

Respecto a la política fiscal, Garamendi ha alertado de la “inestabilidad” que generan los “globos sonda” que anuncia el Gobierno “con noticias a la mañana, que por la noche son otras”, y se ha mostrado en contra de tocar impuestos como el sociedades o de crear otros como el de transacciones financieras, “que al final pagan todos los consumidores”.

En este sentido, ha pedido al Ejecutivo “responsabilidad” y “una gestión eficaz” porque “no podemos gastar más de lo que tenemos”.