Economía | Pensiones

El Pacto de Toledo estalla y deja la subida de las pensiones con el IPC en vía muerta

Valerio se niega a legislar en solitario y deja la pelota de la revalorización de las pensiones con la inflación en el tejado de patronal y sindicatos

Miles de jubilados se manifiestan en Bilbao por unas pensiones dignas, el jueves 22 de febrero.

Miles de jubilados en una manifestación celebrada en febrero en Bilbao. EFE

Había un acuerdo a las puertas de la Comisión parlamentaria del Pacto de Toledo para sustituir la actual fórmula de revalorización de las pensiones por otra que tomara como punto de partida el IPC. Mientras tanto, a las puertas del Congreso de los Diputados, los jubilados volvían a manifestarse azuzados por los diputados de Podemos. Sin embargo, ninguna de las puertas ha llegado a abrirse. El Pacto de Toledo ha desconvocado la reunión de este miércoles y la reforma de la revalorización de las pensiones queda, al menos en este foro, en vía muerta.

Según fuentes próximas a las negociaciones, todas las fuerzas presentes en el Pacto de Toledo habían alcanzado en la noche de ayer una suerte de consenso, en la que los socialistas habrían acercado posiciones con la formación morada después del distanciamiento de las últimas semanas.

Tras la última reunión del Pacto de Toledo, el PSOE se había abierto a fijar un mecanismo de revalorización que tomara el IPC como elemento troncal, pero dando cabida a otros elementos como el PIB o los salarios, lo que abría la puerta a subidas inferiores a la inflación en tiempos de recesión. Este viraje colocaba a los socialistas más cerca de PP y Ciudadanos. Además, el PSOE había dejado clara su apuesta porque toda decisión pase antes por el diálogo social con patronal y sindicatos.

Según las mismas fuentes, los socialistas habrían modificado ahora ligeramente esa postura al presentar poco antes de la reunión prevista del Pacto de Toledo una redacción adaptada de la conocida como recomendación dos del Pacto de Toledo de 2011, en la que Podemos también estaría de acuerdo, por cuanto establecería, aún con cierta tibieza, el IPC como suelo para revalorizar las pensiones.

Sin embargo, ERC habría considerado que al texto aún le faltaba concreción, mientras que tanto PDeCAT, como PP y Ciudadanos habrían pedido tiempo para estudiarla. El escenario que se abre ahora es el de un desenlace sin pacto o un acuerdo ambiguo a partir de dicha recomendación de 2011, en la que se garantizaba el poder adquisitivo de las pensiones pero sin cerrar la puerta a la toma en consideración de otros factores diferentes al IPC.

Sea como fuere, los portavoces no esconden que las posturas siguen enrocadas. En esta situación, la presidenta de la Comisión, Celia Villalobos, ha decidido desconvocar la reunión y dar tiempo a las partes para analizar las nuevas redacciones propuestas.

El acuerdo, en vía muerta

La nueva cita no tendrá lugar esta semana, sino previsiblemente la siguiente, lo que hace peligrar la posibilidad de que el Pacto de Toledo alcance un acuerdo en esta materia antes de que acabe el mes de septiembre.

Podemos sigue sosteniendo que la revalorización como mínimo con el IPC es «una línea roja», en palabras de su portavoz, Aina Vidal, quien ha asegurado que su formación hará «lo que haga falta» en busca de su objetivo. Si no es posible, ha dicho, no descarta levantarse de la comisión o desmarcarse de cualquier recomendación que se redacte con un voto particular.

Es por ello que la formación que lidera Pablo Iglesias presiona al Gobierno para que adopte medidas al margen del Pacto de Toledo, y también del diálogo social.

Valerio confía la reforma al diálogo social

Esa otra vía, la de la toma de decisiones fuera del Pacto de Toledo, tiene a su vez dos derivadas. La posibilidad de que el Gobierno legisle unilateralmente, algo que ha descartado de manera rotunda la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, durante su comparecencia en el Pleno del Congreso de este miércoles, y la de un posible acuerdo en el marco del diálogo social, que podría legitimar un proyecto de Ley que entonces habría que debatir en sede parlamentaria, algo que el propio foro en el que están patronal y sindicatos habría rechazado.

«No pida usted al Gobierno que haga de manera unilateral una ley, como hizo el anterior Gobierno. Se traerá una ley de acuerdo con las recomendaciones del Pacto de Toledo y del diálogo social», ha subrayado la ministra en respuesta a las demandas de la diputada de Unidos Podemos Yolanda Díaz para que el Ejecutivo garantice por ley la subida de las pensiones en función del IPC.

En la sesión de control al Gobierno del Pleno del Congreso, la ministra ha insistido en que el Ejecutivo no va a cambiar la metodología que se ha dado en esta materia y que pasa por el diálogo y el acuerdo en el Pacto de Toledo y con los agentes sociales. La ministra ha pedido a Unidos Podemos que transmita «confianza, certidumbre y esperanza» en el sistema público de pensiones «y no introduzca la semilla de la duda» porque eso, ha advertido Valerio, sólo beneficia a quienes quieren «sacar tajada» del sistema.

Los pensionistas seguirán manifestándose

En medio de esta incertidumbre, La Coordinadora Estatal por la Defensa de las Pensiones Públicas ha convocado una nueva manifestación el próximo sábado frente al Congreso de los Diputados a las 19.00 de la tarde.

La manifestación llegará a la Cámara Baja después de transitar desde la estación de tren de Atocha hasta la Puerta del Sol.

 

Te puede interesar

Comentar ()