Economía

El FMI advierte sobre la débil solvencia de la banca española: "Sigue rezagada en capital"

Considera que el Banco de España debería tener más poder para controlar la crecimiento del crédito

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. EP

Fondo Monetario Internacional (FMI) ha publicado este miércoles el informe consultivo con el que cierra su última visita a España para tomar el pulso de la economía. Además de lanzar serias advertencias al Gobierno de Pedro Sánchez, especialmente sobre la vuelta a la revalorización de las pensiones con el IPC, pone en acento en los riesgos que aún afronta el sector financiero.

El organismo llama la atención sobre la debilidad de la solvencia de los  bancos españoles frente a sus competidores europeos. "Sería beneficioso que los bancos españoles acelerasen la constitución de colchones de capital de alta calidad a fin de proteger su negocio frente a shocks (incluidos los efectos de desbordamiento derivados de unas condiciones económicas más inciertas en algunos mercados emergentes), ya que siguen rezagados con respecto a sus homólogos europeos en términos de ratios de capital, aunque por lo general su apalancamiento es menor", señala el documento.

Junto a ello, incide en la necesidad de vigilar el crecimiento del crédito y aboga por dotar al Banco de España de mayor poder para controlar la deuda. "La actual recuperación económica y del precio de la vivienda está ayudando a reparar el balance de los bancos. Y aunque hasta el momento no haya indicios claros de que se esté produciendo una sobrevaloración generalizada de los precios inmobiliarios, es necesaria la vigilancia, ya que continúa aumentando el número de nuevos préstamos para la vivienda y, especialmente, el crédito al consumo", explica el informe del FMI.

En este sentido, considera que "a fin de que el Banco de España se encuentre plenamente equipado para contrarrestar una excesiva acumulación de riesgos, deberían ampliarse cuanto antes sus herramientas macroprudenciales para incluir instrumentos que recaigan sobre los prestatarios, tales como los límites a la ratio entre el nominal del préstamo y el valor de garantía, así como los límites a la ratio entre el servicio de la deuda y la renta del prestatario".

Recomienda crear un organismo independiente de supervisión de seguros y fondos de pensiones

Aun así, sí reconoce que el sector continúa ganando fortaleza, pese a los riesgos. "La salud del sistema bancario continúa mejorando, al tiempo que emergen nuevos riesgos. La intensificación de esfuerzos realizada por grandes bancos en los últimos meses ha reducido notablemente las cifras de préstamos dudosos y activos inmobiliarios adjudicados del sistema, pero algunos bancos todavía tienen que seguir su ejemplo".

Adicionalmente, añade, "es preciso ejercer una gestión rigurosa de los riesgos de liquidez y de tipo de interés, en particular de cara a la eventual normalización de las políticas acomodaticias del BCE, así como frente al riesgo de volatilidad del mercado y a cambios repentinos en el apetito por el riesgo".

Nuevos instrumentos para mejorar la supervisión

La institución que dirige Christine Lagarde también subraya la necesidad de mejorar los mecanismos de supervisión de los  bancos. "Los planes para modernizar el marco institucional de supervisión financiera son bienvenidos y deberían agilizarse. El sistema financiero se encuentra cada vez más interconectado, pero la supervisión sigue careciendo de un enfoque integrado que se centre en los potenciales canales de transmisión y de amplificación de riesgos entre sectores", indica.

Por tanto, en su opinión, "la creación prevista de una autoridad macroprudencial nacional (compuesta por el Banco de España, el Tesoro y otros organismos de supervisión financiera) debería ser un proyecto prioritario".

"La configuración de esta agencia, incluidas sus funciones y competencias, debería orientarse a fomentar la vigilancia del riesgo sistémico, potenciar la toma de decisiones macroprudenciales y promover la coordinación. Otros proyectos para fortalecer la supervisión del sector financiero, tales como la creación de un organismo independiente de supervisión de seguros y fondos de pensiones, así como de una autoridad para la protección del consumidor financiero, y la mayor transparencia en el proceso de designación de altos cargos de las agencias de supervisión financiera, son bienvenidos y deberían completarse con celeridad", manifiesta.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar