Sa Ferradura, la villa turística más exclusiva de Europa, está en Ibiza, se alquila desde 220.000 euros por semana y acaba de ser nombrada Mejor Villa Privada del Mediterráneo en la octava edición de The Boutique Hotel Awards, entre más de 300 nominados de 80 países.

Su propietario, el ruso Mikhail Prokhorov, dueño del club de la NBA Brooklyn Nets y contrincante de Vladimir Putin en las elecciones por la presidencia de Rusia en 2012, apenas pisa el islote del que se encaprichó en 2016. Pagó 22 millones por los 35.000 metros cuadrados del enclave, en la bahía de San Miguel. Acometió una singular reforma con gran relevancia del diseño paisajístico. Y decidió arrendar Sa Ferradura -cuyo nombre procede de la forma de herradura de la península en la que se ubica- a partir de 220.000 euros la semana, es decir, más de 31.000 euros al día (incluye el 21% de IVA en el precio).

 

Imagen de Sa Ferradura (Ibiza)

Imagen de Sa Ferradura (Ibiza)

La isla privada ha convertido en una joya de las Pitiusas por su singularidad y exclusividad. El jugador del Chelsea Cesc Fàbregas y Daniella Semaan celebraron allí su enlace hace apenas unos meses. Dom Perignon también alquiló la isla el pasado verano para crear experiencias gastronómicas de la mano del chef Quique Dacosta, tres estrellas Michelin y Premio Nacional de Gastronomía.

Lujo verde, eficiente y sostenible

Sa Ferradura es el paradigma del llamado ‘lujo verde’. Más de 12.000 metros cuadrados de jardines de vegetación autóctona donde la vivienda de más de 900 metros cuadrados construidos y demás amenities están concebidos según los más estrictos criterios de eficiencia energética, reducción del consumo de agua e impacto lumínico.

El jugador del Chelsea Cesc Fàbregas se casó allí y Don Dom Perignon ha organizado fiestas gastronómicas

La vivienda cuenta con seis habitaciones para hasta 12 huéspedes, una piscina infinity de 23 metros de largo, otra piscina que emula a un lago, un pequeño estanque de carpas, spa, hammam, sauna, dos bares, zona de DJ, pérgolas, espacio para conciertos… Más de una veintena de profesionales, incluyendo un chef privado, cuidan cada detalle 24 horas al día.

Los artífices de este icono de la arquitectura ibicenca sostenible son el estudio Romano Arquitectos y el equipo de Ecodisseny, liderado por el paisajista especializado en permacultura -concepto de diseño consciente de ecosistemas agrículturalmente productivos que protege la diversidad- Marcos Tur Witt, que ha sido capaz de crear un oasis en medio del mar.

Imagen de Sa Ferradura (Ibiza)

Imagen de Sa Ferradura (Ibiza)

Tur Witt destaca que “es un proyecto de restauración, conducido por el respeto a los valores locales, que pretende convertirla en un referente de sostenibilidad paisajística, energética y cultural”. Subraya que, “dado su enclave singular el proyecto se plantea desde el inicio como un trabajo de restauración del paisaje mediterráneo muy afectado por las anteriores intervenciones”.

El enclave se ha convertido en un referente de sostenibilidad paisajística, energética y cultural

El paisajista relata cómo se han cuidado al máximo los detalles. “Trasplantamos varias palmeras de gran altura que rompían el perfil de la isla y le daban apariencia de isla tropical. Realizamos una limpieza exhaustiva de las plantas invasivas existentes en el ámbito del jardín y en los roquedales perimetrales. La plantación de nuevas especies está basada en la elección de planta autóctona, y pinar en todo el anillo perimetral exterior para asegurar la continuidad del paisaje circundante”, señala.

La elección de los materiales también se ha basado en criterios ecológicos. “La piedra que componen pavimentos y piezas singulares en el río y la laguna salvaje es piedra caliza gris de Ibiza. Para el  revestimiento de muros y la construcción del anfiteatro y puente sobre el río se utilizó piedra arenisca (marés) de Mallorca”, indica Tur Witt.

El diseño también ha tenido en cuenta la gestión del agua. “Se ha basado en el mayor aprovechamiento de agua de lluvia, almacenándola en diversos aljibes. La depuración de las aguas residuales, junto a la pluvial, aseguran la provisión de una parte sustancial del agua necesaria para el riego de todo el jardín”, sostiene.

Imagen de Sa Ferradura (Ibiza)

Imagen de Sa Ferradura (Ibiza)

La iluminación se ha basada en tecnologías de bajo consumo energético, optimizando su funcionamiento integrándolo en el sistema de domotización general de la vivienda.

Tur Witt, hijo del célebre artista ibicenco Rafael Tur Costa, también fue el encargado de seleccionar las obras de arte contemporáneo que decoraran la villa. “Desde la eclosión de las vanguardias hasta la actualidad, 35 obras representan la historia del arte de Ibiza. Incluyen obras de Erwin Bechtold, Gilbert Herreyns, Tur Costa, Eduard Micus, Linde Vialas, Bonet Vallribera, Antonio Villanueva, Conrad Marca-Relli e Isabel Echarri, entre otros artistas baleares.

Prokhorov, el dueño de Sa Ferradura

El multimillonario ruso Mikhail Prokhorov es uno de los hombres más ricos del mundo con una fortuna estimada en 9.200 millones de dólares, según Forbes. Soltero, 52 años y propietario del NBA Brooklyn Nets, cuenta con participaciones en las industrial del aluminio, la electricidad, el sector financiero y los medios de comunicación. Buena parte de su fortuna procede de la venta en 2008 de su participación en el gigante de la metalurgia Norilsk Nickel.

El año pasado, vendió el 49% del equipo de baloncesto americano a Joe Tsai, vicepresidente ejecutivo y cofundador del Grupo Alibaba. Prokhorov mantiene el control a tavés de hólding Onexim Sports and Entertainment.

Mikhail Prokhorov, empresario ruso.

Mikhail Prokhorov, empresario ruso. A.Savin (Wikimedia Commons )