El vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, se encuentra realizando una visita en España para, entre otras cosas, entrevistarse con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en medio del pulso que mantiene el Ejecutivo con las fuerzas independentistas y las tensiones desatadas por la configuración de una mesa de negociación bilateral presidida por la figura de un relator. También en pleno ascenso de Vox.

Preguntado por estas cuestiones durante su participación en el Nueva Economía Fórum, junto a la ministra de Economía, Nadia Calviño, Katainen ha lanzado duros mensajes contra los populismos de corte nacionalista, aunque sin nombrar en ningún momento al conflicto catalán o a la formación que dirige Santiago Abascal.

Según ha dicho, “los populismos nacionalistas que piensan que la democracia liberal es insuficiente, esos son los peligrosos”. “No podemos permitirnos que estas fuerzas acaben configurando Europa; es una cuestión de derechos humanos y de los ciudadanos”, ha añadido, para precisar que se trata, eso sí, de una minoría.

Confía en la justicia española

Katainen ha asegurado que solo dentro de España, el 75% de los ciudadanos se considera parte de la UE, por lo que ha insistido en su mensaje: “No permitamos que esa minoría nacionalista y antieuropeísta se salga con la suya; hay una mayoría abrumadora a favor de una Europa integrada y debemos levantarnos y defender nuestras ideas”.

Preguntado sobre la cuestión catalana, Katainen ha preferido no entrar a valorar un conflicto que considera “complicado” y, en todo caso, ha dicho que la UE confía en el sistema judicial español y en sus instituciones. “Esperamos que sean capaces de resolver el problema y que la estabilidad se mantenga en España”, ha sentenciado.

En el caso de Vox, Katainen ha asegurado no tener un conocimiento exacto de la formación y ha indicado que, en todo caso, cuando los populismos acceden a los gobiernos acaban debilitándolos.