Un jet privado recoge a un directivo en un aeródromo.

Un jet privado recoge a un alto directivo en un aeródromo. PIXABAY

logo
Así es YPO, el club de millonarios que lideran el mundo

Directivos | Economía

Así es YPO, el club de millonarios que lideran el mundo

Los miembros de Young President's Organization dirigen empresas que emplean a 15 millones de personas y facturan 6 billones de dólares, el 4,5% del PIB mundial

Cada año un grupo de jóvenes alquila un Boeing 757 y da la vuelta al mundo durante 21 días. El coste de las vacaciones: 200.000 euros por pareja. Este año, el periplo parte de Boston y recorre, entre otros destinos, Islandia, el desierto de Gobi (Mongolia), Sri Lanka, Seychelles y Kenia. Una tripulación de 20 personas, incluido un chef, acompaña a los privilegiados viajeros en el jet privado. Que no falte de nada.

Ésta es una de las actividades que organiza YPO (Young President’s Organization), un exclusivo club de millonarios que, según sus propios datos, lidera empresas que emplean a 15 millones de personas e ingresan al año 6 billones de dólares. Es decir, más del 4,5% del PIB mundial o, en clave nacional, el equivalente a la producción de la economía española durante seis años.

La vuelta al mundo en 21 días es -subrayan los YPO contactados por El Independiente- «anecdótico». Pero no deja de ser elocuente.

En España, hay en torno a 130 socios, de los que 50 están en Madrid y 80 en Barcelona. En Europa, 2.500 miembros de 72 países integran la red. A nivel mundial, la comunidad de YPO asciende a 26.000 miembros en 130 países. En torno al 38% de los YPO son empresarios, el 36% lideran negocios familiares y un 26% son primeros ejecutivos.

En España, hay en torno a 130 socios, de los que 50 están en Madrid y 80 en Barcelona

¿Los requisitos para ser YPO? A grandes rasgos, tener menos de 45 años, dirigir una empresa que registre ventas por más de 12 millones de euros y una plantilla de, al menos, 50 empleados. Cuando los ejecutivos alcanzan los 50 siguen en la organización como mentores de las nuevas generaciones.

La tarifa para convertirse en un YPO oscila en función de las regiones -o capítulos, como ellos denominan la asociación en cada país-, pero suele rondar una cuota de inscripción de 6.000 euros y anualidades de 3.000 euros. Junto a ello, el acceso a cursos y demás actividades tiene su correspondiente cargo.

Para formar parte del selecto club, lo habitual es recibir la invitación de otro de los socios, previo paso a ser elegido o rechazado por un comité de selección. Excepcionalmente el potencial YPO puede dirigirse a la organización proactivamente.

Un miembro YPO desde hace casi una década, que prefiere guardar el anonimato, habla de la organización y su experiencia. «YPO es una organización sin ánimo de lucro que no tiene corte político ni religioso. El fin último es el aprendizaje, la formación y la posibilidad de compartir experiencias con directivos y empresarios en un entorno de confidencialidad absoluta», asegura. «Es mucho más que relaciones sociales y contactos», añade.

La esencia en este grupo VIP se encuentra en su origen. En 1950, su fundador, el americano Ray Hickok, se tuvo que poner al frente a empresa de 300 empleados con tan solo 27 años. Vio la necesidad de compartir y aprender de sus pares. Y en el lujoso hotel Waldorf Astoria de Nueva York se celebró el primer encuentro. Hickok y un pequeño grupo de presidentes decidieron mantener reuniones periódicas.

Sheryl Sandberg, jefa de operaciones de Facebook, es una de las YPO más prominentes del momento

Mas de seis décadas después, cada año en Madrid y en las principales ciudades del mundo, YPO presenta una agenda, diseñada por los propios miembros, con eventos dirigidos al crecimiento personal, familiar y profesional. «Todos los cursos los organizamos nosotros y la temática abarca desde formación para mejorar habilidades de liderazgo y comunicación hasta análisis de nueva economía y temas candentes como blockchain, el impacto de star ups…».

La asociación busca la excelencia en el nivel de formación. Cuenta con cursos y programas de formación, dirigidos específicamente para YPO, en Harvard, Stanford y el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts), entre otras prestigiosas universidades y escuelas de negocio.

Una vez al año, se organiza un macro evento -conocido como YPO Edge-, al que asisten entre 2.000 y 3.000 personas en el que se reúnen, probablemente, el mayor número de presidentes y consejeros delegados del mundo. Este año, Ciudad del Cabo (Sudáfrica) acoge el macro fórum el 6 y 7 de marzo.

Desde la asociación también se destaca que tienen una conciencia fuerte de mejorar la comunidad. «La filantropía y cómo influir en la sociedad para mejorarla tiene gran relevancia entre las actividades de los YPO. Actualmente, por nombrar alguno, tenemos proyectos para gestionar el drama de la inmigración en el Mediterráneo», sostiene un miembro.

YPO, además, tiene una alianza con la ONG Ashoka, pionera en el campo del emprendimiento y la innovación social. Desde hace 35 años, Ashoka busca, selecciona y apoya a  los emprendedores con mayor impacto en el mund. Su red global, de más de 3.300 emprendedores sociales, implementa soluciones de cambio sistémicos a problemas humanos y ambientales en 93 países.

El elevado nivel profesional y económico de los YPO hace que muchos de ellos figuren también en las listas de Forbes. En la última edición, la prestigiosa publicación incluye en su lista de 30 destacados ejecutivos por debajo de los 30 años a tres YPO. Stephan Goss, cofundador de Zeeto, una innovadora firma de tecnología de publicidad online; Luke Schoenfelder, CEO y co-fundador de Latch, el primer sistema de acceso inteligente universal del mundo; y Daniel Sillman, CEO de Relevent Sports, multinacional de medios, deportes y entretenimiento propietaria de la Copa del Mundo.

Aunque la confidencialidad es una de las características de las que se precia este club y todos evitan hablar de quiénes forman parte de la organización, algunos de sus miembros más relevantes han manifestado abiertamente su pertenencia al grupo.

Sheryl Sandberg, jefa de operaciones de Facebook, Bob Galvin, fundador y ex Ceo de Motorola, Christie Hefner, ex Ceo de Playboy Enterprises, Robert Wood Johnson II, presidente de Johnson & Johnson o Leonard Lauder, ex CEO de Estee Lauder.