Economía | Empresas

La cancelación del A380 afectará a entre 400 y 500 empleados de Airbus en España

El grupo cifra en un máximo de 3.500 personas los afectados a nivel mundial, algo menos del 3% de su plantilla total

logo
La cancelación del A380 afectará a entre 400 y 500 empleados de Airbus en España
La cancelación del A380 afectará a entre 400 y 500 empleados de Airbus en España.

Airbus A380 de la compañía All Nippon Airways (ANA). Airbus

Resumen:

Entre 400 y 500 empleados de Airbus en España se verán afectados durante los próximos tres años por el fin del superjumbo. Así lo ha comunicado este martes la dirección del fabricante de aviones en una reunión con el comité de empresa europeo para valorar el impacto del cese de la producción del A380 a partir de 2021.

Airbus ha cifrado en entre 3.000 y 3.500 los puestos de trabajo que se verán afectados por la decisión, anunciada el pasado febrero ante la falta de pedidos que permitieran mantener el programa. Por países, Alemania y Francia serían los más penalizados por la medida, con un impacto en sus plantillas de entre 1.100 y 1.200 empleados en cada uno. En Reino Unido, la cancelación afectaría a entre 500 y 600 empleados, mientras que a España le correspondería una cifra entre 400 y 500.

Estas cifras representan un impacto sobre algo menos del 3% de la plantilla de Airbus en todo el mundo, que asciende a 134.000 empleados, de los que unos 12.700 se localizan en España.

La compañía espera que la cancelación del A380 se compense con oportunidades de movilidad interna

Airbus tiene pendientes de entrega aún 17 aviones del A380, a lo que se suma el apoyo a los operadores que cuenta con este tipo de avión en sus flotas. El grupo aeronáutico se comprometió el pasado 14 de febrero a iniciar un diálogo social tras evaluar el plan de producción y entrega de los A380 pendientes de cara a 2021.

Durante la reunión, Airbus ha presentado a los interlocutores sociales su hoja de ruta para el programa A380, que incluye «una transición gradual de la producción en serie con una adaptación industrial y de las compras», y también el soporte en servicios durante los próximos años.

En un comunicado, el consorcio aeronáutico recuerda que cera de 12.000 empleados de Airbus cambian de puesto de trabajo cada año. «El actual aumento de la producción de aviones de pasillo único y el importante volumen del libro de pedidos de aviones de cabina ancha ofrecen un buen número de oportunidades de movilidad interna», ha asegurado el consorcio aeronáutico europeo.

El grupo aeronáutico confía en que los nuevos pedidos de Emirates para otros modelos (40 aviones A330-900 y 30 aviones A350-900) y el aumento de la producción del programa A320 se traduzcan en «un número importante de oportunidades de movilidad interna». El peso de la producción del A380 se ha ido reduciendo durante los últimos años, mientras que han ido ganando importancia otros proyectos como el A320 o el A350.

Reconversión y recolocaciones

Además, la compañía pondrá en marcha servicios específicos para la reconversión de competencias, destinados a «respaldar aún más la recolocación en diferentes funciones y programas». «Airbus está comprometido con la gestión responsable y satisfactoria de sus adaptaciones industriales, como ha demostrado en el pasado», concluye su nota.

El comité intercentros de Airbus España ya se reunió el 15 de febrero con la dirección de la compañía en nuestro país, encuentro en el que reclamaron un plan industrial global, que permita transferir trabajadores implicados en el A380 a otros programas para «poder absorber el excedente de empleos cuando se deje de fabricar, a otros programas que cuentan con demanda como el A320 o el A350, o incluso militares.

Los representantes sindicales confían en que se abra una etapa de negociación en la que se garanticen los puestos de trabajo

En el caso de España, la producción del superjumbo se reparte entre Illescas (Toledo), Puerto Real (Cádiz) y Getafe (Madrid). En España, se construye la carena ventral, el estabilizador horizontal, el timón vertical, las costillas del ala y el fuselaje posterior en fibra de carbono. Tanto UGT como CC.OO. han reclamado al grupo el cumplimiento del convenio colectivo y que se negocie un plan industrial global.

Los representantes de los trabajadores confían en que se abra una etapa de negociación en la que se garanticen los puestos de trabajo que actualmente están involucrados en el A380, que requiere la coordinación de 16 plantas de Airbus en Alemania, Francia, Reino Unido y España.

Airbus ya ha recurrido anteriormente a mecanismos recogidos en el convenio laboral para acordar con los trabajadores medidas como flexibilidad o movilidad que ya tienen cubierta la cuota hasta el año 2020. De hecho, cifró en unos 3.700 puestos los ajustes en la cadena de producción del A380 y del A400M en las plantas europeas, de ellos alrededor de 850 en España –donde quedan 300 puestos de trabajo por reasignar a partir de 2020–.