Economía

Ciudadanos prepara otra rebaja del IRPF compatible con el recorte del déficit

Se trata de un nuevo paquete, independiente de la reducción prevista para los contribuyentes que viven en pueblos de menos de 5.000 habitantes

logo
Ciudadanos prepara otra rebaja del IRPF compatible con el recorte del déficit

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera durante un acto. EFE

Resumen:

Mientras PP, PSOE y Podemos ya han mostrado sus cartas y han presentado el programa electoral con el que concurrirán a la cita del 28-A, Ciudadanos aún no ha dado el paso. Fuentes conocedoras de la ‘cocina’ del partido que lidera Albert Rivera avanzan que el documento se cerrará el próximo viernes y que antes de su puesta de largo, sus líderes lo irán desvelando poco a poco en las próximas intervenciones públicas.

Uno de los elementos más esperados es el de las propuestas fiscales, en tanto que Ciudadanos ha sido particularmente influyente al respecto en los últimos años, a través de sus acuerdos con el PP de Mariano Rajoy para reducir el IRPF a las rentas bajas. El convencimiento de la formación naranja es seguir transitando esa senda. Sin embargo, a nivel interno se trata de dar forma a estas horas a una rebaja del impuesto que permita acomodarla a la necesaria reducción del déficit.

Cosas de la curva de Laffer, esa teoría económica por la que se entiende que con tipos excepcionalmente bajos o altos la recaudación cae, pero que hay una franja de subidas o bajadas que pueden incentivar la recaudación. Ciudadanos, al igual que el PP, con el que quiere gobernar en coalición, apuesta por reducir impuestos para mejorar la situación de las rentas más bajas, pero con el límite de que este recorte no sea ineficiente para la necesaria reducción del déficit.

Mientras PP, PSOE y Podemos ya han mostrado sus cartas y han presentado el programa electoral con el que concurrirán a la cita del 28-A, Ciudadanos aún no ha dado el paso. Fuentes conocedoras de la ‘cocina’ del partido que lidera Albert Rivera avanzan que el documento se cerrará el próximo viernes y que antes de su puesta de largo, sus líderes lo irán desvelando poco a poco en las próximas intervenciones públicas.

Uno de los elementos más esperados es el de las propuestas fiscales, en tanto que Ciudadanos ha sido particularmente influyente al respecto en los últimos años, a través de sus acuerdos con el PP de Mariano Rajoy para reducir el IRPF a las rentas bajas. El convencimiento de la formación naranja es seguir transitando esa senda. Sin embargo, a nivel interno se trata de dar forma a estas horas a una rebaja del impuesto que permita acomodarla a la necesaria reducción del déficit.

Cosas de la curva de Laffer, esa teoría económica por la que se entiende que con tipos excepcionalmente bajos o altos la recaudación cae, pero que hay una franja de subidas o bajadas que pueden incentivar la recaudación. Ciudadanos, al igual que el PP, con el que quiere gobernar en coalición, apuesta por reducir impuestos para mejorar la situación de las rentas más bajas, pero con el límite de que este recorte no sea ineficiente para la necesaria reducción del déficit.

Por  ello, una de las fuentes consultadas aseguran que el partido de Albert Rivera será realista y antepondrá la consolidación fiscal a la reducción del IRPF: “Nos gustaría llevar una rebaja importante en el IRPF, pero priorizamos equilibrar las cuentas, así que la rebaja será compatible el equilibrio fiscal”.

Estas palabras no se refieren a la rebaja del IRPF para aquellos contribuyentes que vivan en poblaciones de menos de 5.000 habitantes, sino de un paquete independiente de rebajas del impuesto aún no concretar en sus detalles.

Impuestos razonables

Esas mismas premisas se desprendían entre líneas de las palabras del portavoz de Economía de Ciudadanos, Toni Roldán, durante un desayuno informativo organizado este lunes por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. Roldán explicaba que el objetivo general del Ciudadanos era “que no suban los tipos máximos y los marginales, sino que tiendan a bajar”, especialmente para las clases medias y los hogares más vulnerables, para los que la carga fiscal es mayor en términos relativos.

Dicho esto, hablaba de contar con “impuestos razonables” y de poner “la responsabilidad fiscal como eje” de su política económica.

En la misma línea, Roldán anticipaba que, en lugar de proponer la implantación de una renta básica, apostará por armonizar las rentas mínimas de inserción que ya operan en las comunidades autónomas. Una renta tal y como la han planteado Podemos o PSOE tendría una coste de unos 15.000 millones de euros al año, según el portavoz económico de Ciudadanos.