El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha pedido este martes «diálogo con respeto al marco legal» para llegar «a un gran acuerdo que sea positivo para Cataluña y España», tras las elecciones generales del pasado 28A.

El ejecutivo de la entidad ha abordado el debate sobre conflicto político en Cataluña en la rueda de prensa de presentación de los resultados del primer trimestre de 2019 y se ha mostrado confiado en la posibilidad de un acuerdo.

«Hace falta diálogo con respeto al marco legal. Por muy difícil que parezca se debe llegar a un gran acuerdo que sea positivo para Cataluña y España», ha asegurado Gortázar.

En esta línea, ha afirmado que confía en «la capacidad» de las personas implicadas para buscar una solución al conflicto abierto, «aunque sea difícil».

Resultados trimestrales

CaixaBank ha obtenido un beneficio de 533 millones de euros en el primer trimestre de 2019, un 24,3 % menos que en el mismo período del año anterior, a causa de la ausencia de extraordinarios, como los vinculados a la venta de Repsol.

Si no se tiene en cuenta el impacto de estos extraordinarios, el resultado de la entidad bancaria crecería un 4,3 %, según ha informado este martes CaixaBank a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El beneficio de la entidad se ha basado en la mejora de los ingresos del negocio bancario, que suponen el 96 % de las entradas de recursos.

El grupo bancario atribuye el descenso del resultado en el primer trimestre a la reducción de los resultados de entidades valoradas por el método de la participación, al no atribuirse los resultados de Repsol tras el acuerdo de venta (63 millones), y después de la reclasificación contable (76 millones) del angoleño BFA.

Además, impactan los menores resultados extraordinarios por activos y pasivos financieros y otros como la revalorización de la participación del portugués BPI en Viacer -una cervecera portuguesa- en 2018 (54 millones).

El crecimiento de los ingresos ‘core’ del negocio, que alcanzan los 2.027 millones (+0,9 %), impulsan los beneficios, apoyados por un aumento del margen de intereses del 2,9 %, hasta los 1.237 millones, pese al descenso de las comisiones del 2,2 %, hasta los 612 millones.

En los resultados destaca también la contribución del negocio bancario y asegurador, que asciende a 415 millones, mientras que la aportación del negocio de participaciones alcanza los 60 millones y la de BPI los 58 millones.