Santander da carpetazo a uno de los principales cabos sueltos que mantenía desde la adquisición de Banco Popular en junio de 2017. La entidad que preside Ana Botín ha anunciado este lunes la ruptura de la alianza que Popular mantenía con el grupo asegurador Allianz.

El banco abonará a Allianz 936,5 millones de euros para la recompra de la participación del 60% que Allianz controlaba en Allianz Popular, entidad a través de la que se operaba la distribución en exclusiva de determinados seguros de vida, seguros generales, instituciones de inversión colectiva (IICs) y planes de pensiones a través de la red de Banco Popular.

El acuerdo también contempla la terminación por Santander Mediación (como sucesor legal de Popular de Mediación) del acuerdo de distribución en exclusiva de determinados seguros generales de Allianz Compañía de Seguros y Reaseguros a través de la red de Banco Popular, según ha comunicado Banco Santander a través de un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Aegon adquirirá el 51% del negocio de vida-riesgo y el 51% de los seguros generales procedentes de Popular

En paralelo, Santander ha informado del acuerdo para, una vez finalizada la alianza con Allianz, que se espera que concluya durante el primer trimestre de 2020, transferir a Aegon el 51% del negocio de seguros de vida-riesgo vinculado a Allianz Popular Vida y el 51% del nuevo Negocio de Seguros Generales procedente de la red de Banco Popular. Aegon operará estos negocios en joint venture con Mapfre.

Esta última asegurara se confirma como el socio asegurador de Santander en España en el negocio de seguros de automóviles, multirriesgo comercio, multirriesgo pymes y responsabilidad civil para empresas, mediante la adquisición de 50,01% de estos negocios, conforme al acuerdo alcanzado entre ambas entidades el pasado mes de enero.

Por último, Santander tiene previsto integrar los negocios de AP Gestión de Activos y de vida ahorro en Santander Asset Management y Santander Seguros, respectivamente.

La operación restará ocho puntos básicos de capital CET1 fully loaded a Santander y generará un ROIC superior al 10%

La entidad ha señalado que esta combinación de operaciónes tendrá un impacto de aproximadamente 8 puntos básicos menos en el ratio de capital CET1 fully loaded. Se estima que la contribución conjunta de estras transacciones al beneficio por acción será ligeramente positiva y que generarán un ROIC (rentabilidad sobre el capital invertido) por encima del 10%.

«El acuerdo alcanzado culmina la reordenación del negocio de bancaseguros, gestión de activos y planes de pensiones en España iniciado tras la adquisición de Banco Popular en 2017», confirma Santander en el comunicado.