Hasta que ACS decidió asumir el reto, ninguna compañía de ingeniería había logrado un hito semejante: ampliar un puente atirantado para aumentar su capacidad. Fue en 2016 cuando la multinacional emprendió la misión de reformar uno de los puentes más famosos de España: el de Rande, en Vigo. Pero la compañía redobló la apuesta y se comprometió a ejecutar las obras con la instalación a pleno rendimiento, para no afectar al tráfico.

Los trabajos se desarrollaron entre agosto de 2016 y diciembre 2017, y culminaron en una obra que ha merecido el prestigioso galardón de la Asociación Internacional de Puentes de Ingeniería Estructural (IABSE, según sus siglas en inglés).

El premio recién otorgado por la IABSE convierte al Puente de Rande en el segundo mejor de todo el mundo. En el ránking internacional sólo tiene por delante al Mersey Gateway, ubicado en Liverpool. Inmediatamente después se sitúa el de Mukogawa, en Japón.

El galardón concedido a la infraestructura encierra en sí mismo otro hito. Y es que esta prestigiosa asociación, con 21 años de historia, nunca había entregado su máximo trofeo a un puente reformado. Hasta ahora, el premio –que valora aspectos como la innovación, el respeto del medioambiente o la sostenibilidad- siempre había ido a parar a infraestructuras de nueva creación.

La historia de Rande está marcada por una sucesión de hitos. El puente salva la Ría de Vigo en el Estrecho de Rande, que es el punto de menor distancia entre las dos orillas. Forma parte de la Autopista del Atlántico (AP-9), una vía que vertebra Galicia de norte a sur y que sirve de nexo entre las ciudades de Vigo y Pontevedra.

Fue construido entre diciembre de 1973 y diciembre de 1977. En su día, con sus 400 metros de luz, se alzó con el segundo puesto del ránking mundial de puentes atirantados. También fue el más alto de España en su modalidad, hasta 1983.

La Autopista del Atlántico tiene distintas estructuras, pero la más llamativa es el Puente de Rande, convertido con el tiempo en todo un símbolo de la zona. En el año 2006, la intensidad media de vehículos que circulaban por el puente alcanzaba los 47.000. Pero la cifra siguió aumentando hasta alcanzar niveles muy elevados de congestión. Poco antes de arrancar la ampliación, la infraestructura soportaba el paso de 65.000 vehículos cada día, con puntas de 70.000 en verano.

Puente de Rande, en Vigo.

Puente de Rande, en Vigo.

Conscientes de lo insostenible de la situación, el Ministerio de Fomento y las administración autonómica alentaron una reforma algo más que delicada. Sólo cabían dos opciones: elevar la capacidad de Rande o construir una segunda estructura complementaria. Finalmente se optó por la primera opción y ACS acometió las obras.

El planteamiento básico de la ampliación consistía en la adición, a cada uno de los lados exteriores de las pilas principales y a la distancia necesaria para salvar el ancho de sus fustes, de dos tableros metálicos que se apoyan en el existente y se suspenden mediante un sistema de atirantamiento análogo al actual, anclado en la coronación de las pilas principales. El sistema estructural de la ampliación intentaba replicar el del puente original en tanto en cuanto que se mantiene el número de tirantes y su geometría, así como los apoyos del puente original.

Como estaba previsto, las obras se acometieron sin afectar al tráfico en las horas de máxima circulación. Los trabajos se realizaron durante 16 meses, desde el mar y garantizando en todo momento el tránsito en la vía. Desde la puesta en marcha de la ampliación, la operación del tráfico se realiza con éxito; un hecho que ha contribuido a que los jueces de la IABSE decidieran premia a la infraestructura más famosa de Vigo.

Otros puentes construidos por ACS alrededor del mundo

El Puente de Rande es sólo uno de los muchos grandes proyectos que ha realizado ACS en todo el mundo. Estos son sólo algunos ejemplos de puentes levantados por la multinacional española.

Puente de la Constitución de 1812 en Cádiz

El puente de la Bahía de Cádiz, con un vano principal de 540 metros es el de mayor luz de España y el tercer puente atirantado de Europa. La construcción, acometida por Dragados (filial de ACS) cuenta con el mayor gálibo vertical del mundo sobre una vía de navegación. Está formado por cuatro tramos: viaducto de acceso de sección mixta; tramo desmontable, que es un tablero metálico isostático; tramo atirantado, de sección mixta; y viaducto de acceso de sección de hormigón.

Puente sobre el río St. Lawrence en Montreal

Construido en 1962, el actual Puente de Champlain soporta uno de los mayores niveles de tráfico del país, alcanzando los 40 millones de vehículos al año. Además de constituir uno de los accesos principales a la Isla de Montreal por su lado Este, el puente desempeña una función estratégica dada su ubicación en una de las principales rutas de intercambio comercial con los Estados Unidos. El contrato, obtenido en 2015, incluía la construcción del nuevo puente de 3,3 kilómetros de longitud, que cuenta con un vano central atirantado de 430 metros, además de la ejecución de toda la infraestructura de aproximación y la reconfiguración de los tramos de autopista adyacentes al puente.

Proyecto ‘The forth Replacement Crossing’ en Edimburgo

ACS, a través de Dragados, fue seleccionada en 2011 como adjudicataria para llevar a cabo el diseño y la construcción del proyecto “The Forth Replacement Crossing” en Edimburgo, Escocia. Dragados trabajó en esa oferta con Hochtief, la empresa alemana participada también por ACS, siendo este el primer gran contrato que se adjudicaban conjuntamente desde el incremento de la participación de ACS en la alemana. Con un presupuesto de 1.116 millones millones de euros, ACS y Hochtief se impusieron con su consorcio internacional para llevar a cabo uno de los mayores proyectos de infraestructura en Europa, llamado a reforzar una conexión vital en la red vial del Reino Unido. El nuevo puente atirantado discurre en paralelo a los dos emblemáticos ya existentes, construidos uno en el siglo XIX (puente metálico ferroviario) y otro en el siglo XX (puente suspendido de carretera), con lo que la estampa de los tres puentes en paralelo cruzando el fiordo ofrecerá un paisaje único en el mundo, mostrando las tecnologías punta en materia de puentes de los siglos
XIX, XX y XXI.

Gordie Howe, la conexión entre Detroit y Windsor

El Gobierno Federal de Canadá adjudicó al ACS, a través de sus filiales ACS Infrastructure (Iridium) y Dragados, el contrato de concesión en Norteamérica del nuevo puente Gordie Howe, que conectará las ciudades de Detroit, en Estados Unidos, y Windsor, en Canadá, así como los pasos fronterizos asociados al puente. El contrato estaba valorado en más de 2.600 millones de euros y el consorcio ganador está formado por ACS Infrastructure y Fluor, que participan al 50% en la concesionaria y en las labores de operación y mantenimiento, y Dragados que lidera la UTE de construcción donde participa junto con Fluor asimismo al 50%.

El mayor puente atirantado de EEUU en Corpus Cristi (Texas)

ACS, a través de la unión temporal de sus filiales Dragados y Flatiron, se adjudicó el diseño, la construcción y el mantenimiento del proyecto US 181 Harbor Bridge Replacement en Corpus Christi, (Texas) por un importe de 983.4 millones de dólares, para levantar el mayor puente atirantado de Estados Unidos. El proyecto consistía en la demolición del puente existente y su sustitución por un puente atirantado. Esta obra atraviesa el canal de entrada al puerto de Corpus Christi, con seis vanos y una luz máxima de 504 metros en el vano principal, lo que supondrá la mayor longitud entre apoyos para un puente atirantado en los Estados Unidos.