Economía

Las mutualidades aplazan cuotas y lanzan ayudas para los autónomos que no cotizan en la Seguridad Social

200.000 profesionales quedan excluidos de la prestación por cese de actividad porque cotizan a través de una mutualidad

Freepik

El Gobierno ha ido aprobando medidas para ayudar a empresas y ciudadanos a sobrellevar el impacto económico del coronavirus. Entre ellas, algunas destinadas al colectivo de los trabajadores por cuenta propia. Se han aprobado aplazamientos de impuestos, moratorias para el pago de hipotecas y alquileres comerciales y también una prestación extraordinaria para aquellos que han tenido que cesar su actividad o cuya facturación ha caído más de un 75%.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones calcula que 1,4 millones de autónomos se beneficiarán de esta prestación. Sin embargo, hay un colectivo autónomo que queda excluido de estas ayudas. Son los profesionales que en lugar de cotizar en el régimen de autónomos de la Seguridad Social (RETA), lo hacen en una mutualidad de previsión social.

Médicos, abogados, ingenieros, químicos, gestores administrativos y algunos otros profesionales colegiados pueden optar dónde cotizar. Si eligen una mutualidad, deberán pagar una cuota que les dará derecho a ciertas coberturas en caso de jubilación, accidente o enfermedad, por poner ejemplos. Sin embargo, al estar fuera del sistema de la Seguridad Social, estos profesionales no tienen acceso a las ayudas aprobadas por el Ejecutivo como respuesta al coronavirus.

Aplazamiento de cuotas

Ante esta situación, las mutualidades se han puesto manos a la obra para proteger a los mutualistas. La mutualidad de la Abogacía ha aplazado y prorrateado a 6 o 12 meses las cuotas de los meses abril, mayo y junio para los profesionales que lo hayan solicitado.

Además, ha lanzado 1.000 ayudas por valor de 750 euros para abogados que coticen a través de la mutua y cuya actividad profesional y económica se haya visto perjudicada por el estado de alarma. También se han aprobado préstamos a interés 0 y ayudas a familiares directos de abogados que hayan fallecido a causa del Covid-19.

HNA, la mutua que agrupa a arquitectos y químicos que cotizan fuera del RETA también ha flexibilizado el pago de sus cuotas de abril, mayo y junio que se pagarán a partir de julio. Por otra parte, ha reforzado algunos servicios médicos como el consejo psicológico o la telefarmacia.

La mutualidad de la ingeniería ha suspendido o retrasado los cobros de las cuotas para aquellos ingenieros autónomos que no coticen por la Seguridad Social. Además, también ha ofrecido la posibilidad de cesar el pago del alquiler para aquellos empresarios que sean inquilinos de locales comerciales propiedad de la mutualidad.

Como ya contó este periódico, algunas regiones han aprobado ayudas adicionales a las aprobadas por el Gobierno para los trabajadores por cuenta propia. En el caso de la Comunidad de Madrid, de Andalucía y Navarra, incluyen a los mutualistas.

Seguridad Social y Economía buscan el encaje

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, indicó que el “marco legal” impide que el Gobierno tome medidas “para rescatar a los profesionales afectados por estas medidas que dependen de mutuas”. Sin embargo, añadió que “el Gobierno es sensible a esta cuestión y que el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital trabaja en posibles soluciones”.

Con todo, unos 200.000 profesionales se encuentran al margen del sistema de cotización de la Seguridad Social. Los mutualistas pueden optar por renunciar a la mutua y entrar a cotizar en el régimen de autónomos, pero se trata de una decisión irreversible. Muchos eligen la mutua al tratarse de un sistema de capitalización en el que cada trabajador acumula su propio patrimonio de cara a la jubilación.

Comentar ()