Seat invertirá 5.000 millones de euros entre 2020 y 2025 en nuevos proyectos de I+D para el desarrollo de vehículos en su Centro Técnico, especialmente eléctricos, y en la renovación de equipos e instalaciones en las plantas de Martorell, Barcelona y Componentes, en El Prat de Llobregat.

La compañía, del Grupo Volkswagen, asegura que con esta inversión se prepara para desarrollar nuevos modelos y asumir la producción de nuevos proyectos para asegurar el empleo y el futuro de la empresa, justo en un momento en que otra gran automovilística, Nissan, ha anunciado que cierra en Barcelona.

El anuncio lo ha hecho el presidente de la firma española, Carsten Isensee, en un acto en la recién inaugurada Casa Seat de Barcelona junto a Wayne Griffiths, vicepresidente Comercial y de Marketing y consejero delegado de Cupra, la marca deportiva de Seat, creada en 2018.

Isensee ha destacado que esta inversión permite afrontar el futuro «con determinación y optimismo para ser una compañía más fuerte, innovadora y eficiente» y ha dicho que su objetivo es que Martorell fabrique automóviles eléctricos a partir de 2025, cuando este mercado haya crecido.