Las empresas españolas llevan meses arrimando el hombro para combatir la crisis sanitaria y económica provocada por el Covid-19. Y Endesa es uno de los mejores exponentes. El pasado marzo, cuando España sufría una situación de emergencia sin precedentes, la compañía creó un fondo dotado con 25 millones de euros.

En aquel momento, con el país confinado por el estado de alarma, Endesa canalizó la ayuda económica hacia las necesidades más urgentes; fundamentalmente, la compra de material sanitario y la donación a las instituciones más volcadas contra la pandemia. Superada la fase inicial, y con el país inmerso ya en la segunda ola, la compañía energética ha puesto en marcha el segundo tramo del plan, centrado ahora en la reactivación económica de las zonas más afectadas y el apoyo a los colectivos vulnerables.

Entre las medidas más importantes puestas en marcha está el programa de ayudas a autónomos y empresas, en colaboración con la Fundación YBS. Y el acuerdo de colaboración con la Fundación Adecco, para luchar contra la exclusión social y laboral de miles de familias.

La adquisición de material sanitario supuso una primera inversión de 12 millones de euros. Esa partida sirvió, entre otras cosas, para comprar respiradores para las UCI y dos millones de mascarillas por valor de 10 millones. Con la segunda fase del plan, Endesa asume «un reto igual de importante que el primero: la recuperación socioeconómica de nuestro país», aseguran desde la compañía.

Esta segunda fase se sustenta en dos ejes bien definidos. El primero tiene que ver con los hogares; y el segundo, con la recuperación del tejido empresarial, tan dañado por el azote de la pandemia.

Objetivo: la inclusión social

El programa Endesa Familias quiere minimizar el riesgo de exclusión de las familias. Para ello, continúa ayudando a la cobertura de sus necesidades básicas. En la anterior fase del plan, casi 200.000 familias vulnerables fueron atendidas (con lo aportado por la empresa, su Fundación y los empleados a través de microdonaciones).

En esta segunda fase se tendrá en cuenta la educación como necesidad básica. Endesa trabaja para paliar la brecha digital que se abre entre niños y jóvenes de diferente entorno económico cuando la educación se convierte en virtual y se necesitan herramientas específicas para acceder a las aulas.

El empleo es otra de las necesidades más acuciantes derivadas de esta crisis por lo que la formación para acceder al mercado de trabajo es otra de las vías de ayuda del programa. Por ello, se realizarán programas para fomentar la empleabilidad en colectivos en situación vulnerable, a través de labores de acompañamiento, formación y desarrollo de competencias.

El reto de la reactivación económica

Endesa Activa, por su parte, desarrolla medidas que propician la reactivación del tejido empresarial español. De entrada, la empresa presta servicios de asesoramiento, digitalización y apoyo económico a pymes, el elemento base de nuestro tejido empresarial. «La crisis ha dejado patente la necesidad de seguir apoyando a sectores con un alto grado de afección económica derivado de la crisis sanitaria y el confinamiento, a través de la creación de nuevas vías innovadoras de relación», explican desde el grupo.

Endesa ha puesto en marcha planes específicos de reactivación local a través de colaboraciones con entidades e instituciones especialistas en el mentoring individualizado de empresas que permitan adaptarse a la situación post COVID y aseguren su subsistencia. «Endesa está profundamente vinculada a zonas que necesitan, más que nunca, el desarrollo de planes concretos y adaptados a la idiosincrasia de la zona», aseguran en la empresa.

financiación pymes autónomos

«Lecciones que han llegado para quedarse»

Esta segunda fase del Plan de Responsabilidad Pública de Endesa se apoya en lo aprendido y conseguido en esa fase inicial en la que, junto a la Fundación Endesa, se han establecido y fortalecido lazos de colaboración con entidades, instituciones y otras fundaciones en un tiempo récord.

“La capacidad de la sociedad para, con agilidad, unir esfuerzos y volcar la dirección de sus proyectos hacia un foco distinto y solidario, debe ser una de esas lecciones aprendidas que han llegado para quedarse», señala el consejero delegado de Endesa, José Bogas. «La vida es impredecible, cierto, pero que hace falta un esfuerzo de todos para superar los retos, eso sí es predecible”, añade.

Con esta segunda fase, la compañía quiere reforzar un mensaje que forma parte de su estrategia global: la necesidad de no dejar a nadie atrás, en cualquier transición energética, económica o social que se plantee. La transición justa, la sostenibilidad, exige que el bien sea para todos.

Ayuda a pymes y autónomos

Según el informe sobre el Estado del emprendimiento de España ante la crisis del Covid-19 del Observatorio de emprendimiento de España (GEM) la «paralización»(en el 40% de la actividad empresarial) y «la incertidumbre» (58% de las empresas aseguran sufrirla) son los adjetivos que podrían resumir el impacto de la crisis del Covid-19 en el tejido empresarial.

Endesa y la Fundación YBS ( www.youthbusiness.es) han lanzado una iniciativa para ayudar a los autónomos y microempresas de nuestro país a contener el impacto de la crisis y proyectar la continuidad de sus negocios y el mantenimiento del empleo en España. Un total de 600 personas recibirán formación y asesoramiento, 400 serán seleccionadas para asignarles un mentor ( empresario o directivo) que los acompaña en este proceso. Se otorgarán 400.000 € en microcréditos sociales para pequeñas empresas de toda España.

El perfil de los beneficiarios es el de personas con un negocio en marcha que esté atravesando dificultades debido a COVID-19, preferentemente pertenecientes a colectivos vulnerables, jóvenes de 35 años, seniors de 55 a 65 años, mujeres, inmigrantes, pertenecientes a etnias minoritarias o personas con movilidad reducida, etc. La ayuda se dirige a empresas pequeñas, principalmente proyectos de autoempleo, empresas unipersonales o de dos socios, de hasta 5 empleados.

Acuerdo con la Fundación Adecco

Entre los últimos proyectos para combatir el Covid-19 que ha anunciado Endesa está el impulsado junto a la Fundación Adecco. Se denomina #EmergenciaPorElEmpleo y fue anunciado a finales de octubre por José Bogas,consejero delegado de Endesa, y el presidente de Adecco España, Enrique Sánchez.

Esta iniciativa persigue la unión empresarial para poner fin a la exclusión social y laboral de 10.000 familias afectadas por las consecuencias económicas de la pandemia. Con la aportación económica y personal de Endesa (los empleados del grupo energético ayudarán con diferentes fórmulas de voluntariado), se espera que este proyecto ayude a salir de la exclusión social a casi 400 familias con grandes dificultades.