La dirección de El Corte Inglés ha decidido no abrir este sábado sus establecimientos en la Comunidad de Madrid debido a que las condiciones climatológicas imposibilitan la circulación de vehículos y personas en la mayor parte de las vías urbanas e interurbanas.

La medida afecta también a las tiendas de Guadalajara y Toledo capital, donde la situación climatológica adversa debido a la borrasca ‘Filomena’ ha obligado a la compañía a tomar decisiones excepcionales.

El Corte Inglés está colaborando con el Ayuntamiento de Madrid para llevar alimentos a las personas atrapadas en los coches debido a las fuertes nevadas, según han informado a Europa Press fuentes de la compañía.

Este viernes El Corte Inglés adelantó el cierre de sus centros a las 20.00 horas en Madrid, Albacete y Guadalajara debido al temporal de nieve que azota parte de la Península.