Economía | Empresas

¿En qué consiste la Superliga?

Atlético, Real Madrid y Barcelona estarán en la nueva competición liderada por Florentino Pérez

El delantero argentino del FC Barcelona, Leo Messi, celebra uno de los goles conseguidos en la final de la Copa del Rey

El delantero argentino del FC Barcelona, Leo Messi, celebra uno de los goles conseguidos en la final de la Copa del Rey. EFE / RFEF

Una liga cerrada con los mejores equipos de Europa. Ese es el sueño en el que llevan trabajando los clubes más poderosos y que está cerca de consumarse. La Superliga, liderada por Florentino Pérez y apoyada por seis equipos de la Premier, tres de la Serie A y Barcelona y Atlético de Madrid ha dinamitado los esquemas de UEFA y de FIFA. 

Con el anuncio de la nueva competición se ha abierto una guerra total sin precedentes entre los 12 clubes creadores y el resto de organismos. Tanto las principales ligas europeas, equipos de los diferentes campeonatos han salido en tromba para velar por sus intereses mientras que los fundadores de la Superliga se han defendido a través de un comunicado explicando los motivos. 

Quiénes son los creadores

Como se ha mencionado anteriormente, la idea ha sido propulsada por el Real Madrid y el Manchester United, con el apoyo financiero de JP Morgan. A estas dos entidades deportivas se han sumado otras dos españolas (Barcelona y Atlético), cinco equipos ingleses (Chelsea, Manchester City, Tottenham, Arsenal y Liverpool) y tres italianos (Juventus, Inter y Milan). 

De momento, los equipos más prestigiosos de Alemania y de Francia han declinado la opción de pertenecer a esta asociación, que pretende revolucionar el fútbol europeo.

Cómo será la Superliga

Según el comunicado que se publicó en la noche del domingo, se contempla una liguilla compuesta por dos grupos con 10 integrantes que disputarán una fase de ida y vuelta. Las mismas se disputarán siempre entre semana, facilitando que los participantes puedan continuar disputando sus ligas domésticas.

Del primer al tercer clasificado de cada grupo accederán de forma directa a los cuartos de final, y las dos plazas restantes para dicha ronda se las disputarán en un ‘playoff’ los que finalicen como 4º y 5º de cada grupo. A partir de ahí, los cuartos de final y las semifinales serán a ida y vuelta y la gran final a partido único y en sede única. 

¿Qué equipos la jugarán?

En principio, 15 de los 20 participantes serán fijos por lo que los fundadores tienen que buscar a otros tres socios. A los quince clubes anteriormente mencionados también hay que añadirle otros cinco que entrarán en la Superliga por diferentes vías.

Se pretende que algunos de ellos sean invitados de larga duración mientras que los otros accedan a través de logros deportivos, acreditados por las competiciones locales como LaLiga o la Premier League. 

¿Cuándo comenzará?

En el comunicado no se ha especificado la fecha concreta en la que se dará el pistoletazo de salida a esta competición.

No obstante, desde la los fundadores desean que la Superliga arranque «tan pronto como posible«, con la perspectiva de hacerlo en agosto de este mismo año, aunque podría aplazarse hasta el verano del 2022.

Una lluvia de millones

Tal y como explicaron los creadores de la Superliga, los clubes van a repartirse un fondo de 3.500 millones de euros para realizar inversiones y sobreponerse de los efectos que ha dejado el coronavirus en las arcas de los clubes.

Además, la Superliga dijo que “los pagos de solidaridad serán mayores que los actualmente generados por el sistema europeo de competición y se prevé que superen los 10.000 millones de euros».

Dinero de las televisiones

Tal y como cuenta este periódico, Telefónica -propietaria de los derechos televisivos de Champions y Liga en España- jugará un papel fundamental si, finalmente se concreta el inicio de la competición ya que podría no pujar por los nuevos paquetes que se subastarán el próximo septiembre.

La idea de los fundadores es conseguir 4.000 millones por año. Un 65% se los repartirán los socios que han ideado el torneo, un 20% se repartiría en función de los méritos deportivos y el 15% restante estarían distribuidos por aspectos comerciales.

Comentar ()