ACS ha celebrado este viernes su Junta de Accionistas en la que el presidente, Florentino Pérez, ha dado cuenta de los grandes hitos de la compañía en el último año. Además, el máximo mandatario ha anunciado que para este año espera que el beneficio de ACS crezca un 30%.

Este impulso vendría de la mano de Abertis, ya que el grupo espera que en 2021 aporte beneficio. «Estamos viendo aumentar el tráfico de autopistas y, por consiguiente de confirmarse esta tendencia, esperamos un incremento de su rentabilidad», ha explicado el presidente durante la Junta.

Además, ACS tiene previstas inversiones por valor de 250.000 millones de euros en potenciales proyectos de concesión de infraestructuras a desarrollar en los próximos años.

«Estamos convencidos que nuestra capacidad de creación de valor tiene que dirigirse hacia el desarrollo de infraestructuras en modelo concesional, como las autopistas, y la promoción de activos de energía renovable, como parques eólicos o plantas fotovoltaicas, en este caso a través de nuestra asociación con Vinci; sectores y actividades donde nuestra dilatada experiencia y los recursos que disponemos pueden ser utilizados de forma más eficiente», ha añadido Florentino Pérez en su discurso.

Tras obtener un beneficio de 602 millones de euros en 2020, ACS ha propuesto a sus accionistas la distribución de un dividendo flexible de 1,85 euros por acción.

Durante su discurso, el presidente de ACS ha recordado a las víctimas del coronavirus y ha subrayado el papel del grupo en la construcción de infraestructuras sanitarias por todo el mundo, incluyendo al hospital Isabel Zendal en Madrid.