Economía

Los sindicatos critican a Escrivá tras adelantar un recorte en las pensiones de los 'baby boomers'

Unai Sordo y Pepe Álvarez, junto a Pedro Sánchez en el acto de reforma del sistema de las pensiones.

Unai Sordo y Pepe Álvarez, junto a Pedro Sánchez en el acto de reforma del sistema de las pensiones. EFE

Los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, respectivamente, han rechazado que la denominada generación del «baby boom» (nacidos desde finales de 1950 a mediados de 1970) tenga que sufrir ajustes en sus pensiones.

En declaraciones a los medios tras la firma en La Moncloa del acuerdo para la reforma de la pensiones, Álvarez y Sordo han reaccionado a las declaraciones a primera hora en TVE del ministro de Inclusión, Seguridad Social, José Luis Escrivá, donde ha avanzado que la puesta en marcha del nuevo mecanismo de equidad intergeneracional supondrá «un pequeño ajuste en su pensión» para estas cohortes de edad.

Los dos han criticado la falta de prudencia de Escrivá al haber hecho este planteamiento en el día de la firma del acuerdo y antes de haber arrancado las negociaciones para definir este mecanismo que deberá estar listo antes de noviembre y se empezará a aplicar en 2027.

Sordo ha dejado claro que la apuesta de los sindicatos es que esas generaciones tengan pensiones «equivalentes a las que hoy en día estamos sufragando» y que se deberá aumentar el gasto para garantizar esta suficiencia.

También Álvarez ha incidido en que la postura de los sindicatos en las negociaciones «no va a ir por ahí» y ha tachado de «gran hipocresía» plantear «una división entre pensionistas futuros y actuales».

«Yo creo que anticiparse en un día como hoy a qué va a pasar en próximas generaciones no me parece que sea lo más prudente», ha deslizado Álvarez.

Escrivá ha avanzado este jueves, antes de la firma del acuerdo, que la puesta en marcha del nuevo mecanismo de equidad intergeneracional supondrá para la generación del «baby boom» (nacidos desde finales de 1950 a mediados de 1970) «un pequeño ajuste en su pensión».

En una entrevista en TVE, el ministro ha explicado que esta generación, llamada «baby boomers», es «más ancha» y deberá asumir «algo del esfuerzo que hay que hacer de moderación del gasto en pensiones durante un periodo concreto de tiempo».

Para ello, plantea que podrán «elegir entre varias opciones: una puede ser un pequeño ajuste en su pensión, que sería muy moderado, o alternativamente podrían trabajar un poco más».

Para Escrivá, España «no tiene un problema agudo de pensiones», sino «un problema coyuntural» para afrontar el incremento del gasto que supondrá la jubilación de esta generación, ya que después se corregirá solo.

El acuerdo que hoy han sellado Gobierno y agentes sociales con el primer paquete de medidas de la reforma de las pensiones contempla la sustitución del factor de sostenibilidad por un nuevo mecanismo de equidad intergeneracional que estará definido en cinco meses y que comenzará a aplicarse en 2027.

Te puede interesar

Comentar ()