Economía Consejo de Ministros

El Gobierno eleva el techo de gasto de 2022 al mayor de la historia, hasta los 196.142 millones

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. EP

El Gobierno ha aprobado el techo de gasto, o límite de gasto no financiero, de 2022, lo que supone el punto de partida para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del próximo año. Y supera levemente la cifra alcanzada en 2021, la más cuantiosa de la historia por la inyección de capital que exigió la pandemia, al llegar hasta los 196.142 millones de euros.

En esa cantidad se incluyen 75.000 millones procedentes de fondos europeos para estos tres años (no está clara cuál es la cantidad exacta que España recibirá de la UE para el próximo año, pero sí que no será inferior a los 20.000 millones, dependiendo de en qué medida cumpla el país con lo prometido a Bruselas).

Asimismo, entrarán las revalorizaciones de los sueldos públicos y de las pensiones, que a partir de enero se ligan a la inflación como parte de lo acordado entre el Gobierno, sindicatos y organizaciones empresariales, así como transferencias extraordinarias a las comunidades autónomas y Seguridad Social.

En 2021, el techo de gasto se situó en los 196.097 millones de euros, un 53,7% más que el año anterior para hacer frente a la pandemia, e incluyendo unos 26.000 millones de fondos europeos.

Sitúa el déficit en el 8,4%

Por otro lado, el Gobierno ha mantenido su previsión de déficit público para este año en el 8,4% del PIB. En ese sentido, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado que en dos años el déficit se habrá reducido más de un 50%. Para 2022, el Ejecutivo también ha mantenido su previsión de abril, en el 5%.

Durante 2020, 2021 y también 2022 permanecen suspendidas las normas de la UE que limitan el nivel de déficit y la deuda pública que alcanzan los países, permitiendo así que estos puedan gastar más de lo habitual para impulsar a sus economías en plena crisis provocada por la pandemia. En principio, en 2023 se reactivarán, cuando se hayan recuperado los niveles de PIB previos a la llegada del coronavirus.

En este marco, el Gobierno de coalición ya ha arrancado las negociaciones para elaborar los Presupuestos Generales del Estado de 2022, que tendrán como ejes prioritarios la negociación de la reforma fiscal, garantizar el acceso a la vivienda con medidas que permitan un alquiler asequible, el despliegue de políticas que acaben con la crisis de los cuidados. También buscarán garantizar las prestaciones mínimas a la población y combatir la precariedad laboral, como apuntó la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, este lunes.

La idea es tener listo el proyecto de ley antes del 1 de octubre y, para eso, aprobar los PGE en el Consejo de Ministros antes de que termine septiembre. A la vez, este mismo martes el Gobierno ha actualizado sus previsiones macroeconómicas para este año, en una presentación que han llevado a cabo la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Sobre los fondos europeos, España recibirá el primer desembolso a final del verano, según prevé el Gobierno. En total, el país puede acceder a 140.000 millones, la mitad en concepto de subvenciones, es decir, que no los tendrá que devolver ni tendrá que pagar intereses por ellos. Este año llegarán 19.000 millones en dos partidas, de 9.000 y 10.000.

Te puede interesar

Comentar ()