Economía

El Gobierno ve "muy intenso" el crecimiento del 5% del PIB pese a estar lejos de sus previsiones

La evolución del PIB en 2021 no alcanzó el 6,5% de sus estimaciones tras una ralentización en el último trimestre del año. El Ejecutivo prevé que la tendencia de la economía continúe en términos similares este año y en 2023.

Pedro Sánchez y Nadia Calviño, durante un acto en Madrid.

Pedro Sánchez y Nadia Calviño, durante un acto en Madrid. EFE

La economía española creció un 5% el año pasado, un repunte importante pero lejos del 6,5% que había pronosticado el Gobierno. Además, en el último trimestre del pasado año se produjo una ralentización, al registrarse un crecimiento del 2% frente al 2,6% del trimetre anterior.

Se trata del mayor avance anual desde el año 2000, tras anotarse en el último cuarto del año un repunte trimestral del 2%, seis décimas menos que en el trimestre anterior. Los datos hechos públicos hoy por el INE muestran una recuperación tras el hundimiento de la economía en 2020 a consecuencia de la pandemia y que provocó una caída del PIB del 10,8%.

El Gobierno ha evitado valorar la diferencia entre su previsión y la que finalmente ha arrojado el INE. El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital de Nadia Calviño se ha limitado a calificar de crecimiento «muy intenso» el registrado el año pasado y asegurar que prevé que la tendencia continúe este 2022 y en 2023. En su opinión los datos conocidos hoy reflejan que el país se encuentra «en una buena situación de partida» para que el crecimiento en este ejercicio sea mayor que el del último ejercicio.

«España ha tenido un crecimiento muy intenso en 2021 y lo seguirá teniendo en 2022 y 2023», han resaltado desde el ministerio tras recordar que algunos de los principales organismos internacionales colocan al país como uno de los motores de Europa de cara a los próximos años gracias en parte al impulso de los fondos «Next Generation». Sobre la menor subida del PIB del cuarto trimestre (del 2 %, por debajo del 2,6 % registrado en el tercero), el Ministerio ha considerado que se trata de un alza «significativa» que demuestra que la economía mantuvo su dinamismo en un entorno internacional «complicado», en alusión a los contagios por la variante ómicron, los altos precios de la energía, los cuellos de botella y la crisis entre Rusia y Ucrania.

Las proyecciones oficiales del Ejecutivo -incluidas en los últimos Presupuestos Generales del Estado- apuntaban a una subida del PIB del 6,5 % en 2021, del 7 % en 2022 y del 3,5 % en 2023. 

Por debajo de las previsiones

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, se ha referid0 este viernes a los datos de crecimiento económico y de empleo conocidos ayer. Ha señalado que 2022 va a ser un año de «crecimiento altísimo» de la economía, superando las cifras de 2021 gracias a la fortaleza del mercado laboral, el plan de resiliencia y la recuperación del turismo internacional.

Cuestionado en Antena3 por el dato avanzado este viernes por el INE de una subida del PIB del 5 % en 2021, Escrivá ha apuntado que este año ha arrancado con un mercado de trabajo «fortísimo» al que acompaña el despliegue del plan de resiliencia y con sectores, como la hostelería, que aún tiene recorrido de recuperación de la mano del turismo internacional fundamentalmente.

El avance del PIB del 5% registrado en 2021, pese a ser el más pronunciado en 21 años, se ha quedado 1,5 puntos por debajo de la previsión de crecimiento del Gobierno y está por encima de las proyecciones de algunos organismos como el FMI (4,9%), el panel de Funcas (4,8%) ó la OCDE (4,5%). El dato también ha mejorado las previsiones del Banco de España (4,5%), aunque éstas se hicieron antes de las revisiones al alza del INE del segundo y el tercer trimestre.

La demanda nacional aportó 4,6 puntos al PIB en 2021, cifra 13,2 puntos superior a la de 2020, mientras que la demanda externa contribuyó con 0,4 puntos, 2,6 puntos por encima del ejercicio anterior. A precios corrientes, el PIB de 2021 se situó en 1.202.994 millones de euros, un 7,2% más que en 2020.

En tasa interanual, el PIB del cuarto trimestre creció un 5,2%, casi dos puntos por encima del trimestre precedente (3,4%), gracias a una mayor aportación de la demanda nacional y de la demanda externa.

Menor información disponible

En concreto, la contribución de la demanda nacional al crecimiento del PIB interanual fue de 3,6 puntos, 1,1 puntos más que en el tercer trimestre, en tanto que la demanda externa contribuyó con 1,7 puntos, ocho décimas más.

En todo caso, el INE explica que por diversas razones relacionadas con el calendario de disponibilidad de algunas de las fuentes utilizadas en el último trimestre del año, el volumen de información adelantada en el avance de datos de este viernes ha sido menor que en ocasiones anteriores.

Este hecho, precisa, unido a la dificultad que ha supuesto para la medición estadística un cambio de coyuntura como el de la crisis del Covid, «hace prever que las futuras revisiones de los resultados hoy publicados puedan ser de una magnitud mayor que la habitual».

El avance de datos del INE está elaborado con la información disponible hasta noviembre en la mayoría de los casos, aunque también ha incluido estimaciones de indicadores para el mes de diciembre basadas en datos administrativos y otras fuentes adicionales.

Te puede interesar

Comentar ()