Economía

El precio de la luz amenaza a los pacientes con diálisis domiciliarias

Paciente con diálisis

Paciente con diálisis Comunidad de Madrid

La subida del precio de la electricidad está llevando a muchos pacientes en diálisis a desistir de las modalidades domiciliarias por su alto coste energético, que puede hasta duplicar su factura respecto a la del resto de hogares dependiendo del tratamiento.

El mismo día en que se ha conocido que el precio medio de la electricidad en el mercado mayorista este mes de marzo ha alcanzado la cifra más alta desde que se tienen registros, 283,30 euros por megavatio hora (€/MWh), la Sociedad Española de Nefrología (SEN) y la Federación Nacional de Pacientes Renales (Alcer) han advertido de las consecuencias que esta escalada está teniendo en estos enfermos.

Según sus cálculos, la factura de la luz mensual asciende actualmente a 157 euros en un hogar sin pacientes electrodependientes; con ellos, la cifra puede ser incluso más del doble dependiendo del tipo de tratamiento que necesite.

Y eso preocupa mucho a los nefrólogos, ya que la luz se está convirtiendo en «un lujo que no se pueden permitir» los pacientes en Tratamiento Renal Sustitutivo (diálisis peritoneal y hemodiálisis domiciliaria), por lo que piden que no tengan que pagar por el sobrecoste de la electricidad o lo hagan a uno muy reducido.

Las razones para acometer este esfuerzo, que han reclamado a los grupos del Congreso de los Diputados, son «sobradas»: la diálisis domiciliaria no tiene solo mejores resultados sanitarios que la hospitalaria, sino que además puede llegar a costar 25.000 euros menos al año, lo que supondría más de 40.000 euros de diferencia por año de vida ganado ajustado por calidad. 

«Ayudar a pagar a la luz a los pacientes en diálisis domiciliaria costará menos que tratarlos en el hospital», ha resumido la presidenta de la SEN, Patricia de Sequera. 

En esta línea, el presidente de Alcer, Daniel Gallego, ha considerado que «los tratamientos sanitarios de la cartera básica se financian con impuestos y no pueden suponer un coste extra por llevárselo a casa, más cuando encima supone un menor coste para el sistema público de salud».

La tasa de personas en Tratamiento Renal Sustitutivo -diálisis o trasplante- en España es de 1.363 personas por millón de población (pmp) y la incidencia es de 141 pmp, lo que supone que más de 6.700 personas iniciaron diálisis o trasplante en 2020. En total, más de 64.600 pacientes necesitaron un tratamiento que reemplace la función de sus riñones. 

Pese a su menor coste, solo un 11 % del total reciben las modalidades domiciliarias; aunque en la última década han subido un 37 %, los nefrólogos temen que el impacto de la subida de la luz rompa esta tendencia ascendente. 

Tan solo ocho comunidades (Asturias, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Andalucía, Islas Canarias y País Vasco) tienen en este momento algunas ayudas para estos pacientes, aunque no superan en ningún caso los 80 euros mensuales, «insuficientes para compensar la diferencia de la factura eléctrica».

De ahí que insistan en la necesidad de medidas económicas, coordinadas entre todas las administraciones, para fomentar las terapias domiciliarias por las ventajas que ofrecen en calidad de vida y su impacto positivo en los resultados clínicos, concluyen.

Marzo se convierte en el mes con la electricidad más cara de la historia

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista (pool) en el mes de marzo alcanzó los 283,30 euros por megavatio hora (€/MWh), lo que supone el dato mensual más elevado desde que se tienen registros.

La media de marzo superó en más de 40 €/MWh a la de diciembre, el anterior mes más caro de la historia, impulsada por la invasión rusa de Ucrania, que se inició el pasado 24 de febrero y aún se prolonga.

Para paliar los efectos del aumento de los costes energéticos en el mercado intradiario europeo, los Veintisiete se reunieron el jueves y el viernes de la semana pasada en un Consejo Europeo (CE) en el que se abordaron posibles soluciones a los elevados costes.

Tras la jornada del viernes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que el CE había reconocido la “excepción ibérica” de España y Portugal en el escenario energético europeo, por la falta de interconexiones con el resto del continente.

Este martes el Gobierno confirmó que topará el precio del gas utilizado para producir electricidad con el fin de rebajar el importe de la luz en el mercado mayorista, aunque aún no ha detallado su cuantía.

Además, aplicará una reducción en los beneficios obtenidos por las empresas eléctricas por los altos precios que consiguen en el mercado mayorista por el alto precio del gas en las centrales que no lo usan cuando renueven contratos o firmen nuevos que superen el umbral de los 67-70 €/MWh.

La electricidad bajará mañana un 6,42%

Según los datos del Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad, el precio medio de la electricidad descenderá mañana un 6,42 % y será de 239,37 €/MWh.

La electricidad volverá a bajar después de tres jornadas consecutivas al alza y costará menos de la mitad de lo que lo hizo el pasado 8 de marzo, cuando alcanzó su tope en 544,98 €/MWh.

Por franjas, el precio más elevado tendrá lugar entre las 8:00 y las 9:00, entonces se abonarán 290,57 €/MWh; mientras que el tramo menos costoso será el de las 17:00 a las 18:00, cuando el precio será de 175,65 €/MWh.

En el resto de los mercados europeos los precios medios de la electricidad superarán al dato español en Francia (294,20 €/MWh); en Italia (281,9 €/MWh) y en Reino Unido (281,84 €/MWh). En Alemania, se quedará en 209,19 €/MWh. 

Te puede interesar

Comentar ()