Economía | Finanzas

La subida del euríbor consolida (aún más) las hipotecas a tipo fijo

El índice de referencia de las hipotecas variables ha cerrado marzo en el -0,245%

Edificio en construcción en Madrid.

Edificio en construcción en Madrid. EP

La decisión de comprar una vivienda es una de las más importantes de la vida de un ciudadano. Una decisión que con la situación actual de incertidumbre puede que se retrase. También es importante saber qué hipoteca contratar y con qué tipo de interés: fijo o variable. El euríbor, el índice al que se vinculan las hipotecas variables, ha cerrado marzo en el -0,245%, muy por encima que el -0,335% de febrero, lo que supone su nivel más alto desde junio de 2020.

Esta subida hará que las hipotecas a tipo fijo se consoliden aún más. Según los datos de enero del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 29,6% de las hipotecas son a tipo de interés variable y el 70,4% a tipo fijo. Y es que las cuotas de las hipotecas variables aumentan por tercer mes consecutivo, hasta 360 euros anuales, lo que hace que las entidades comiencen a subir los tipos de interés fijos y oferten tipos variables mucho más competitivos.

El euríbor ya está más cerca del cero que de los mínimos históricos alcanzados hace unos meses. A falta de conocer el último dato del mes de marzo de 2022, este índice de referencia de las hipotecas variables se ha disparado un 26,87% en un mes, desde el -0,335% registrado en febrero hasta el -0,245% que marca ahora, y un 51,2% desde diciembre de 2021, cuando alcanzó la segunda cifra más baja de toda su historia (-0,502%).

Antonio Gallardo, responsable de Estudios, explica que el euríbor a 12 meses está descontando que va haber una política más restrictiva y por eso sube. “Esta subida puede hacer que la gente no se quiera hipotecar tanto, pero los tipos de interés siguen siendo muy atractivos”, asegura Gallardo. De hecho, apunta que la financiación “barata” está haciendo que el sector inmobiliario actúe como activo refugio. Una afirmación con la que coincide Josep Vera, director de desarrollo de Negocio de hipotecas.com: “Realmente sigue siendo un buen momento para hipotecarse porque los tipos de interés son muy competitivos”.

Vera reconoce que la alarma global es normal, sobre todo por la inestabilidad, “pero hay que tener en cuenta que el inmobiliario es valor refugio y las entidades van a seguir ofreciendo los tipos de interés fijo muy atractivos”. Carles Solé, gerente de formalización hipotecaria de Tecnotramit, asegura que “endeudarse ahora resulta económico por los tipos tan bajos”.

El gerente de Tecnotramit se muestra positivo con la evolución del sector hipotecario en este año. Por lo menos así ha empezado. El número de hipotecas constituidas sobre viviendas en España se situó en 36.185 el pasado enero, lo que supuso un incremento interanual del 29,4 % y el undécimo mes consecutivo al alza.

Las hipotecas actuales eran “impensables” hace unos años

No obstante, reconoce que no se pueden hacer previsiones porque no es un año normal, debido a la guerra “no son unos hechos ordinarios” y añade que la incertidumbre es enemiga de la inversión y del crecimiento, pero “venimos de un sector bastante saneado, bastante controlado y de un efecto rebote postpandemia y todavía se nota”. Además, explica que las hipotecas actuales eran “impensables” hace unos años. Por ello, considera que para acabar el año en positivo se necesita que acompañe la inflación, el mantenimiento de empleo, “porque si se quiebra todo esto finalmente, aunque no sea sectorial repercutirá”, pero incide en que de momento sigue siendo una campaña para las hipotecas a tipo fijo, porque las entidades dan muy buenas condiciones.

¿Llegaremos este año al positivo?

La pregunta que se hacen ahora los consumidores es si se acabará este año con el euríbor en valores positivos. La previsión del director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli, es que “posiblemente este 2022 lleguemos a cero”, pero “es difícil que lleguemos a un 0,5% o un 1% en positivo porque sería muy raro que el Banco Central Europeo (BCE) no actuara al respecto”. Por ello, “no debemos alarmarnos”, dice el portavoz del comparador hipotecario, ya que “si observamos la evolución histórica del euríbor vemos que muchas veces ha habido cambios repentinos a corto plazo, pero a medio plazo también hay reajustes”.

Te puede interesar

Comentar ()