Economía

La nueva Luna, ¿una criptoestafa?

Las autoridades surcoreanas han puesto en marcha una investigación a gran escala sobre la caída de los tokens del ecosistema Terra, LUNA y UST

Representación gráfica de bitcoins, criptomonedas, frente a gráficos de la bolsa

Estas última semanas, las caídas en las criptomonedas han acaparado la atención de inversores EFE

El mercado de las criptodivisas lleva unas semanas con bastante volatilidad. La stablecoin Luna sufrió una gran sacudida que repercutió en TerraUSD y contagió a todas las monedas digitales. En resumen, en unas 24 horas, se perdieron más de 200.000 millones de dólares. Después de este crash, uno de los mayores de la historia de las criptomonedas, el creador decidió lanzar al mercado Luna 2.0, el nuevo token. El primer día salió con un valor de 18 euros, llegó a tocar los 30 dólares, pero rápidamente se desplomó un 80%.

Este lunes, cotizó en el entorno de los 9 dólares, aunque durante toda la jornada vivió una gran volatilidad, y llegó a cambiarse por debajo de los 4 dólares, según los datos de Huobi. Los expertos aseguran que este “subibaja” en el valor de Luna 2.0 se seguirá viendo durante las próximas semanas e incluso fuentes del sector apuntan a una caída más brusca del token que le deje casi sin valor: “Es una gran estafa”.

Los propietarios de Luna-Terra podían cambiar las lunas que tenían antes del crash por el nuevo Token. Pero aquí ya empezaron los problemas, porque mucha gente no recibió las nuevas Luna, hubo tokens retenidos en exchanges y en protocolos intermedios, luego otras personas no pudieron desbloquearlo. “La gente se metió con fuerza porque llevaban días anunciando que iba a haber una fuerte subida”, asegura Alejandro San Nicolás, profesor de UDIMA y experto en criptoeconomía.

Sin embargo, explica que hubo mucha gente intermediaria que “llevó la moneda para arriba para en ese momento vender todo” y añade que Luna 2.0 no nace como stablecoin, como sí hizo su antecesora, sino como una blockchain normal, “creo que es un proyecto en el que se va a quedar enganchada mucha gente” y lamenta que en este caso “no haya nada detrás”.

Alejandro San Nicolás también explica que muchos de los inversores que perdieron en la caída de Luna se han metido para recuperar algo de los perdido. Pero insiste en que se va a ver mucha volatilidad. La propuesta de reparto incluye la distribución del 70% de los nuevos tokens a la comunidad, quedando un 30% como fondo. De la cantidad a distribuir entre los usuarios, un 35% es para los poseedores de Luna antes del ataque, un 10 por ciento a los dueños del UST (la antigua) moneda estable, un 10% para quienes compraron Luna tras el desplome y otro 10% para quienes hicieron lo propio con el UST.

Sin embargo, este proyecto ya nació bajo la lupa y es que las autoridades surcoreanas han puesto en marcha una investigación a gran escala sobre la caída de los tokens del ecosistema Terra, LUNA y UST, así como sobre su director general y fundador, Do Kwon.

“Creo que es un proyecto en el que se va a quedar enganchada mucha gente”

El medio de comunicación local ‘JTBC’ ha informado recientemente de que las autoridades pretenden desentrañar si el director general de Terra manipuló los precios de UST y LUNA para hacerlos subir o bajar por su propio interés. Además, las autoridades también están investigando si las bolsas nacionales del país también pasaron por los procedimientos y revisiones de cotización adecuados antes de que los tokens de Terra se pusieran a disposición del público.

Este hecho se produce mientras el número de inversores que sufrieron enormes pérdidas por el colapso de Terra sigue presentando quejas ante las autoridades pertinentes. Del mismo modo, el CEO de Terra también fue citado ante el Congreso coreano para explicar a los legisladores del país la causa exacta del desplome.

Para el profesor, el crash va a servir para que se empiece a validar la seguridad del proyecto de las stablecoins y para que los inversores particulares que se metan en el mercado estudien antes cómo se mueve todo. “Hay que meterse con mucho cuidado”, alerta San Nicolás. No obstante, asegura que la gente tiene mucho miedo a que haya otra caída y perder mucho dinero.

A pesar de ello, Alejandro San Nicolás afirma que cuando el Bitcoin recupere la estabilidad empezará a despegar con fuerza “porque estamos en un mercado recesivo en lo tradicional”. Y añade que es buen momento para hacer trading, para conocer el mercado “no para invertir a largo plazo”.

Te puede interesar

Comentar ()