Economía

CCOO y UGT piden a los negociadores de convenios que no acepten pérdidas de poder adquisitivo

Insisten en que los sindicalistas no deben aceptar renovaciones de convenios que no incluyan cláusulas de revisión salarial, las que permitirían recuperar el poder adquisitivo perdido con una paga extra a final de año

El secretario general de CCOO, Unai Sordo (derecha) y el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, durante un encuentro sindical estatal con negociadores.

El secretario general de CCOO, Unai Sordo (derecha) y el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, durante un encuentro sindical estatal con negociadores. Juan Barbosa / Europa Press

Los sindicatos UGT y CCOO han pedido este jueves a los negociadores de convenios colectivos que no acepten renovar estos acuerdos sin asegurarse de que los trabajadores no perderán poder adquisitivo. En este momento de fuerte inflación, las organizaciones exigen que los convenios incluyan cláusulas de revisión salarial que permitan actualizar los sueldos de los trabajadores, si no es ahora, dentro de unos meses.

La propuesta de ambos es que los sindicalistas que se sienten a renegociar los convenios caducados planteen subidas de sueldos nunca inferiores al 3,5% para este año, al 2,5% para 2023 y al 2% para 2024. Pero no solo eso: también les instan a pedir que siempre incluyan cláusulas de revisión salarial. Con ellas, si la cifra de la inflación anual termina por encima de la subida salarial pactada para este año, al final del mismo se compensaría a los trabajadores la diferencia.

«Nosotros tenemos una posición más que razonable: hemos planteado aumentos para el año 2022, 2023 y 2024 que todos suman un 8%, y hay una cuestión que tiene que garantizarnos que los trabajadores de este país no vamos a perder poder de compra, que es la cláusula de revisión salarial. Y la patronal tiene que ser plenamente consciente de que eso, o en una negociación tranquila con las organizaciones sindicales o en un proceso de más conflicto social, se va a producir», ha amenazado el secretario general de UGT, Pepe Álvarez.

CCOO y UGT han reunido este jueves en Madrid a 1.500 negociadores de convenios colectivos. El encuentro se produce después de que los representantes de ambos sindicatos no pudieran acordar con los representantes de los empresarios (de CEOE y Cepyme) un nuevo Acuerdo de Empleo y Negociación Colectiva (AENC), un documento que, entre otros, marca cuál debe ser la subida salarial que los negociadores de convenios exijan en las mesas.

El último AENC lleva caducado desde 2021, por lo que este año debería firmarse uno nuevo que estaría en vigor este y los próximos dos, pero la situación actual, de muy altos precios (subieron un 9,8% en marzo y un 8,4% en abril, máximos no vistos en casi 40 años), les ha impedido llegar a un punto en común. En ese sentido, UGT y CCOO han pedido este jueves a la CEOE que vuelva a sentarse con ellos para negociar.

Para los sindicatos, las cláusulas de revisión son la fórmula que permitirían subir este año los sueldos menos que la inflación, ahora que es complicado predecir cuál será la inflación media de este año, ni de los próximos dos. Con ellas, en los convenios se recogería un subida salarial determinada, pero después se compensaría con una paga la diferencia entre ese porcentaje y cuánto hayan subido los precios realmente.

Pero los empresarios de CEOE y Cepyme critican que los sindicatos se hayan «enrocado» en la necesidad de recuperar poder adquisitivo este año, el perdido por el incremento de la inflación, y que mantengan una posición inamovible en un momento en que las empresas también están sufriendo este impacto y no pueden asumir una subida de salarios de tal medida. A la vez, argumentan que subir los sueldos con la inflación podría provocar más inflación.

«Buena parte de las empresas de España están aprovechando la situación para mejorar sus excedentes empresariales», ha criticado el secretario general de CCOO, Unai Sordo. «En contra de lo que se dice, ya se están repercutiendo a los precios el coste de la energía y el aumento del coste de las materias primas. Es muy cínico decir que no se puede hacer el acuerdo salarial que pretendemos los sindicatos porque eso generaría inflación de segunda ronda cuando esa inflación de segunda ronda la están provocando ya los empresarios porque están llevando los costes de la energía al consumo», ha lamentado.

Te puede interesar

Comentar ()